fbpx
17 May 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Vídeo | Rosa explica en Lo de Évole la presión y la gordofobia que sufre la mujer en los ‘realities’ 

La cantante Rosa López explica en el programa de Évole cómo entró en un programa de televisión, pensando que debía bajar de peso por la presión de la opinión y por exponerse al público.

La cantante Rosa López ha sido la protagonista de la próxima entrega del programa ‘Lo de Évole’. En su entrevista con Jordi Évole, la cantante repasa su trayectoria artística y comenta emocionada cómo fueron sus inicios, concretamente en su paso por el programa de televisión, Operación Triunfo.

“En el mundo de la música no es oro todo lo que reluce”, asegura Rosa López, mientras recuerda los sinsabores vividos en esa etapa de su vida.

image 69

En este sentido, la ganadora del primer concurso OT hace una dura reflexión sobre el mundo del espectáculo: «Una artista tiene que decir que todo va perfecto, y no es así».

De aquella época recuerda como la convirtieron en un producto sin preocuparse por su salud física ni mental: «A mí me preguntaron a qué estaba dispuesta para entrar al programa. Yo dije que a perder peso, porque pensé que era lo que yo quería y pensé que era lo que querían escuchar».

Esto es algo, como se ve durante la entrevista, fue explotado por el programa, que recurrentemente aludía a su régimen y a su peso para hacer sorna de ello.

«Si fuera más delgadita, con los dientes derechos, sin gafas y hablando mejor…», dice Rosa López sobre lo que se murmuraba acerca de ella en aquellos momentos. Y el periodista le responde: «Nos enamoramos de una cosa, que luego lo que hicimos fue transformarla».

«A las mujeres nos han lavado el cerebro para odiar nuestros cuerpos»

Emma Thompson presentaba su última película que se basa en una una maestra jubilada que contrata los servicios sexuales de un gigoló para conseguir su primer orgasmo.

En una de las escenas se la ve desnuda, algo que ha expuesto como una dificultad frente al puritanismo británico y que le ha hecho darse cuenta de de la exigencia que implica permanecer ante un espejo sin ropa y critica la exigencia de la perfección del cuerpo de las mujeres:

«No solemos ver cuerpos sin tratar en la pantalla. Yo no puedo estar en frente de un espejo así. Porque si estoy frente a un espejo, me muevo, me pongo algo, me pongo de lado… hago algo. No puedo estar así porque si lo hago es horrible y ese es el problema: nos han lavado el cerebro para que odiemos nuestro cuerpo toda la vida. Eso es un hecho», lamentaba.

template 8 1

Además, señalaba que «todo lo que nos rodea nos recuerda lo imperfectas que somos»: «Todo está mal con nosotras. Todo está mal y tú tienes que mostrarte esta forma».

Así que proponía a una periodista que intentara estar delante de un espejo sin moverse: «Solo acércate y no te juzgues. Es la cosa más honesta que vas a hacer», sentenciaba.