fbpx
DESTACADA

La Justicia deja en libertad provisional al neonazi que atacó la sede de Podemos en Cartagena y ahora se enfrenta a otro procedimiento por atentado 


La jueza de instrucción número 1 de Cartagena, en funciones de guardia, ha decretado la libertad provisional para el joven neonaziacusado del ataque con artefactos incendiarios a la sede de Podemos en Cartagena (Murcia) el pasado 2 de abril.

El arrestado, por los ataques perpetrados con artefactos incendiarios a la sede de Podemos ha sido puesto en libertad provisional por la jueza de instrucción número 1 de Cartagena, en funciones de guardia.

No obstante, el auto refleja la explícita prohibición de que el neonazi de 20 años se acerque a menos de 500 metros a cualquier sede de Podemos.

Durante el ataque se lanzaron varios cócteles molotov contra la sede de Podemos Cartagena y se realizaron varias pintadas, hechos que fueron grabados por las cámaras de seguridad instaladas en el edificio.

Tras la investigación policial de las imágenes, los vestigios recogidos en el lugar de los hechos y los datos obtenidos por la denuncia, los agentes detuvieron a un joven vinculado a un grupo neonazi que en el momento de la detención «mostró una gran agresividad».

Según informa la Cadena Ser fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, «han dado a conocer que al joven neonazi se le investiga por un delito de incendio y un delito de odio. Además se ha abierto otro procedimiento contra él por un delito de atentado».

Cabe recordar que al concluirse la investigación el detenido agredió a un Policía Nacional. También, durante el registro domiciliario del detenido se hayo un arsenal de armas blancas y puños americanos, incluyendo una daga con símbolos nazis, además de prendas de vestir con simbología de extrema derecha y libros de autoadoctrinamiento.

Primeras reacciones de Podemos

Uno de los primeros principales miembros en reaccionar ha sido Jaume Asens, quien ha comparado tal caso al del rapero Pablo Hasel: «Un neonazi con explosivos, en libertad. Hassel, en la cárcel. Y así todo en la justicia española», afirmaba a través de Twitter.

Podemos ya lo avisó

Desde el primer momento, Podemos señaló que lo sucedido fue un delito de odio de la extrema derecha. El entonces el secretario general del partido, vicepresidente primero y ministro de Derechos de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y el diputado autonómico Javier Sánchez Serna. Ambos difundieron un vídeo captado por las cámaras de vigilancia y atribuyeron los hechos a la «ultraderecha» y al «terrorismo callejero.

«En este vídeo podéis ver el ataque de la ultraderecha, con material explosivo, a una sede Podemos hoy mismo. El terrorismo callejero de los ultras no va a amedrentarnos. Frente a los violentos y sus blanqueadores: democracia, libertad de expresión y justicia social», escribió Iglesias en la red social Twitter.

Nazi

Tras conocer el arresto, el coordinador autonómico de Podemos, Javier Sánchez Serna, ha afirmado que este ataque “no es la obra de un desequilibrado que actúa por cuenta propia” porque no se trata de “un lobo solitario”, sino que el atentado contra Podemos se produce “en medio de un caldo de violencia alimentado por la extrema derecha y sus discursos del odio”.

“Los que arman estas mentes siguen campando a sus anchas y subiéndose a las tribunas de las instituciones y a los altavoces de los medios de comunicación para esparcir sus mensajes de odio”, ha expresado Sánchez Serna.

Finalmente, ha recordado que la sede de Podemos en Cartagena ha sufrido seis ataques en los últimos tres años, pero “solo se ha detenido al autor del último”.