fbpx
20 May 2022
DESTACADA

«Rezar frente a una clínica abortista está genial»: Campaña ultracatólica en 33 ciudades 

Una asociación ultracatólica ha lanzado otra campaña contra el aborto.

Por Adrián Juste

La Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) ha desembolsado una considerable suma de dinero para colocar propaganda contra la decisión del Gobierno de España de prohibir el acoso frente a las clínicas donde se practican interrupciones voluntarias del embarazo. Esta propaganda ultracatólica, un total de 260 paneles, se han colocado en las calles y las paradas de metro de hasta 33 ciudades españolas, según declaraciones de la propia organización.

Algunas de estas ciudades son Madrid, Valencia, Murcia, Sevilla, Málaga, Córdoba, Alicante, Oviedo, Valladolid, Vigo, Zaragoza, Salamanca o Santander. Por ejemplo, en Madrid se han podido ver en paradas de metro como la de Ópera.

220118 cancelados pozuelo

El diseño, que recuerda levemente al aviso de una cajetilla de tabaco, destaca por su lema de inicio: «Rezar frente a una clínica abortista está genial». Más abajo, en un recuerdo negro, indican: «Este mensaje podría ser cancelado por la inminente reforma de la Ley del Aborto». Con esto último hacen referencia, por un lado, a la reforma que efectivamente prepara el ejecutivo central sobre esta legislación y, por otro lado, contra la modificación del Código Penal para incluir la penalización al acoso que venían practicando diferentes asociaciones en la entrada de las clínicas donde se practican abortos y que PP y Vox votaron en contra.

Un acoso con el que buscaban presionar y coaccionar a las mujeres para que desistieran de su decisión. Sin embargo, entre ambos mensajes, hay un pequeño párrafo donde dejan clara su postura: «En España se practican cada año más de 99.000 abortos. El delito de los que rezan frente a los abortorios es querer salvar alguna de estas vidas”.

«Cancelados», la gran campaña antiderechos

ACdP ha anunciado que esta campaña forma parte de otra más grande llamada «Cancelados», con la que busca dar «voz a las posiciones silenciadas por la corrección política, la cultura de la cancelación y la represión de las libertades». Tal y como reza el lema en su vídeo promocional: «Damos voz a gente normal que ha sido cancelada por decir cosas de sentido común».

En el mismo sentido apuntan en su manifiesto, disponible en su propio sitio web, que muestra una estética de rebeldía y en la cual se han apropiado de la figura icónica de V de Vendetta, presentándose a sí mismos como las víctimas del sistema. «Los poderosos quieren llegar hasta el lugar más privado de nuestra vida. Te hemos preparado estos vídeos para que veas cómo afecta la cancelación en la educación, la moral sexual, la empresa, la familia…», comienzan.

En la web de la campaña, se puede ver que planean actuaciones en diferentes ámbitos: por un lado, mediante vídeos propagandísticos, donde denuncian la supuesta «cancelación» de personalidades e ideas «de sentido común»; por otro lado, en un apartado llamado «gamberradas», han colocado la acción descrita anteriormente, la de los anuncios pagados en diferentes ciudades españolas. Dan a entender que habrán más acciones similares.

ACdP, asociación ultracatólica afín a la ultraderecha

Pero, ¿qué es la Asociación Católica de Propagandistas? Se trata de la asociación fundadora del Centro de Estudios Universitarios (CEU), una fundación dedicada a promover los valores católicos y que es conocida por ofrecer estudios universitarios. Fue creada en 1909 y se le atribuye una gran cantidad de acciones en favor del discurso más ultraconservador, además de un buen número de organizaciones e incluso medios de comunicación (Editorial Católica, el Diario Ya…).

Durante la Segunda República, 30 de los 34 diputados de la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA), la principal coalición conservadora de entonces, eran de ACdP. Posteriormente, durante la dictadura de Francisco Franco, constituyeron uno de los principales apoyos al régimen. Durante la Transición, se dividieron entre sectores más radicales y otros más moderados. Por ejemplo, el presidente Leopoldo Calvo-Sotelo, de la UCD, pertenecía a esta organización, lo que da una idea de su gran influencia en la política española. El ultraderechista Blas Piñar, diputado de Fuerza Nueva, también era de ACDdP.

También tuvieron una notable influencia en el Partido Popular, siendo Jaime Mayor Oreja su mayor exponente.

La asociación es conocida también por organizar el congreso anual «Católicos y Vida Pública», donde se da cita lo más ultracatólico y conservador del panorama español y donde se acuerdan acciones para frenar el avance de los derechos y las libertades civiles en España. Por ejemplo, han salido manifiestos contra leyes como el matrimonio homosexual, la eutanasia o, por supuesto, la del aborto.

Además, en los últimos años, se han sumado a la retórica de la extrema derecha. Su último congreso, celebrado en noviembre, tenía como título «Contra la corrección política», un relato que intenta vender la ultraderecha cuando se señala que sus opiniones atacan derechos fundamentales.

Habituales a estos congresos suele ser la plataforma ultracatólica Hazte Oír, vinculada a la secta El Yunque y a Vox, el principal partido de extrema derecha en España, cuyas relaciones están más que probadas.

De hecho, en 2019, acudieron personalidades del partido liderado por Santiago Abascal, como Rocío Monasterio.

Un intento más por parte del ultracatolicismo español, en alianza con la extrema derecha, de socavar los derechos y libertades de las personas que no piensan como ellos y de intentar tener algún tipo de relevancia católica.

Al Descubierto