01 Oct 2022
DESTACADA

«La monarquía pone los cuernos a los intereses de los españoles»: Crítica de Julián Maciás a la prensa sensacionalista con Urdangarín 

La revista ‘Lecturas’ ha publicado en su portada una imagen del exjugador de balonmano junto a una mujer que no es la infanta Cristina.

En la última portada de la revista Lecturas, publicada este miércoles, se puede ver a Iñaki Urdangarin paseando de la mano con una mujer que no es la infanta Cristina.

Aunque la imagen ha pillado a muchos por sorpresa, no parece ser algo muy novedoso para los más cercanos al exjugador de balonmano. Esta misma mañana su hijo Pablo Urdangarin contestaba a las preguntas de un periodista de Europa Press quitándole hierro al asunto y normalizando por completo la situación.

380919

“Prefiero no decir nada porque es un tema familiar. Son cosas que pasan y lo hablaremos entre nosotros y ya está”, ha dicho. “Sí, todo bien, la verdad. Todos estamos tranquilos y todos nos vamos a querer igual. No hace falta nada más”, añadía.

A raíz de esta información el periodista de Pandemia Digital, Julián Macías ha afirmado que «el problema no es que Iñaki Urdangarín le ponga los cuernos a la Infanta Cristina o que el rey Juan Carlos se haya acostado con más de 1.000 mujeres diferentes a la reina. El problema es que la monarquía le pone los cuernos a los intereses de los españoles por beneficio propio».

Cabe recordar que a petición del senador Carles Mulet, de Compromís, Bárbara Rey fue solicitada para acudir al Senado por el tema relacionado con los pagos que supuestamente recibió para no hablar de su relación con el rey Juan Carlos.

De este modo, ha expresado, debería “explicar las informaciones que apuntan a que recibió dinero público de fondos reservados para que no hiciese públicas sus supuestas relaciones con supuestos cargos del Estado”.

En su solicitud sobre esta comparecencia de Bárbara Rey para hablar sobre el rey Juan Carlos, el senador también incluyó que en caso de acudir, la vedette tenga que aclarar que “supuestamente recibió por parte de personas del entonces CESID, u otros altos estamentos del Estado ingentes cantidades de dinero público de fondos reservados y posibles prebendas como la contratación por parte de una televisión autonómica para que no hiciese públicas sus supuestas relaciones con supuestos altos cargos del Estado”.