19 Ene 2021
INTERNACIONAL

Vídeo | Una investigación sobre Amazon en Canadá revela donde acaban los productos devueltos 

Una investigación en Canadá revela la insostenible política de devoluciones de Amazon.

¿Cuántas veces habéis dicho: Bueno, si no me gusta este producto de Amazon lo devuelvo y se lo llevan sin problemas? Pero, ¿qué ocurre con todo lo que devolvemos?

La CBC ha llevado a cabo en Amazon Canadá una investigación. Tras la cual ha descubierto que muchos productos en buen estado que son devueltos a Amazon son subastados o revendidos a palés, pero muchos acaban en destruidos o en vertederos.

En el vídeo realizado por los periodistas de la CBC se hacen pasar por clientes de una planta de reciclaje de Toronto, ahí descubren que reciben tonaladas de material que proviene de las devoluciones de Amazon, a veces «hasta 3 y 5 tráilers repletos».

Vídeo de la CBC sobre Amazon

“Parte de ello irá a parar a un vertedero”, dice la representante de la planta de reciclaje. Nada se recicla al 100%. Simplemente no es posible”. De este modo se deja patente la ingente huella de carbono que deja en el planeta la política de devoluciones de Amazon.

Amazon también contra los derechos laborales

Como bien informabamos recientemente, según documentos internos de Amazon, la compañía está contratando detectives de la notoria agencia Pinkerton para espiar a los trabajadores de los almacenes y controlar sus intentos de sindicalización.

Motherboard ha informado de que la compañía estaría contratando detectives de la notoria agencia Pinkerton para espiar a los trabajadores de los almacenes y controlar sus intentos de sindicalización.

BussinesInsider ha expuesto que, además, un portavoz de Amazon confirmó al medio Motherboard, que la empresa ha reclutado efectivamente a operativos de Pinkerton, la agencia de espionaje que tiene una historia de siglos de control de actividades de sindicalización de trabajadores, entre otros servicios. 

Amazon representa aproximadamente el 40% del mercado ecommerce - La  Publicidad - Periódico de Publicidad, Comunicación Comercial y Marketing
Logo de Amazon

Por el momento se tiene constancia, según Motherboard, de que estas estrategias han sido llevadas a cabo en Polonia, a lo largo de 2019, para «espiar» una acusación que se estaba gestando contra la empresa.

Sin embargo, la portavoz de Amazon, Lisa Levandowski, ha declarado a BusinessInsider que «la empresa se asocia con Pinkerton para asegurar los envíos de alto valor en tránsito, no para reunir información de inteligencia sobre los trabajadores del almacén, y que todas las actividades están «totalmente en consonancia con las leyes locales».

No obstante Motherboard afirma que obtuvo correos electrónicos internos escritos por miembros del Centro de Operaciones de Seguridad Global de Amazon en 2019 en los que se explicita el rastreo de la actividad de organización sindical de los trabajadores en Europa. 

Jeef Bezos, el dueño, sigue siendo el más rico del mundo, pero ¿cómo?

La forma de hacer negocio de Amazon le ha dado éxito pero también le ha reportado numerosas críticas. Sus precios por debajo de costes para eliminar competencia ha asfixiado a miles de comercios minoristas que acabaron echando el cierre. Ahora el monopolio es incluso mayor y otras grandes cadenas que también venden por internet, como Walmart, también se han visto perjudicadas por el agresivo sistema.

Son muchos los que, además, le echan en cara que no paga los impuestos que debería y es que en Europa suele tributar a través de Malta, Luxemburgo, Irlanda o Holanda con menores impuestos. La tributación total de Amazon y Google en Europa ronda el 9% cuando la media de las empresas se encuentra en torno al 23%», indica Francisco Sánchez-Matamoros, analista del bróker XTB. En España, entre Apple, Amazon, Google y Facebook tributaron tan solo 20 millones de dólares en 2016.

Lucha por un trabajo digno

Sus trabajadores tampoco están lo que se dice contentos, han realizado ya varias huelgas reclamando mejoras salariales y de las condiciones laborales. En condiciones difíciles, los trabajadores de Amazon en todo el mundo luchan colectivamente por sus condiciones de trabajo, sus salarios, sus derechos colectivos… Se organizan para ser más eficaces.

En Alemania, 1500 huelguistas actuaron juntos el 13 y 14 de octubre en los almacenes de Bad Hersfeld, Werne, Coblenza, Leipzig y Rheinberg. Las demandas se referían a los salarios y al convenio colectivo.

En Italia, en el emplazamiento de Amazon en Brandizzo (cerca de Turín) las y los trabajadores de la empresa subcontratada ICTS (seguridad y control de acceso) pararon el trabajo durante 24 horas, con piquetes y distribución de folletos. Las demandas se centraron en los salarios, con la tasa horaria congelada en unos 6-7 euros brutos por hora, con las negociaciones salariales paralizadas, ya que el convenio colectivo expiraba en 2013.

En los Estados Unidos, la dirección de Amazon está preparando el cierre permanente del almacén de DCH1 en Chicago. El 30 de septiembre, los y las empleadas precarias fueron chantajeadas: para ser transferidos a un trabajo con un horario de 1:20 a 11:50, o para ser despedidos el 6 de diciembre.