21 Ene 2021
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

«Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo»: la vergonzosa posición del PP ante el chat de los militares 

Pablo Casado, presidente del PP, terminó reculando ante la presión y tachó finalmente el chat de «lamentable e intolerable»

El Partido Popular ha evitado desmarcarse del contenido del chat de Whatsapp en el que varios militares retirados hablaban de perpetrar golpes de Estado y de millones de fusilamientos ante su rechazo al Gobierno.

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, incapaz de condenar expresamente el chat, prefirió poner el acento en que hay fuerzas políticas quieren usar los ataques al Gobierno para debilitar al rey Felipe VI que en el propio chat en sí. A juicio de Martínez-Almeida, el chat de los exmilitares no afecta a Felipe VI ni le hace un flaco favor, sino que quienes quieren «acabar con la monarquía» están aprovechando que «el Pisuerga pasa por Valladolid» para debilitarlo.

Martínez-Almeida, eso sí, calificó el chat de «desafortunado y lamentable», aunque también dijo que le preocupa menos la «influencia muy limitada de cargos militares ya jubilados» que la capacidad de influencia de ERC y Bildu, que, a su juicio, este jueves se incorporaron a la «dirección del Estado» al apoyar los presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez.

"Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo": la vergonzosa posición del PP ante el chat de los militares

Ana Beltrán evita condenar

La propia secretaria de Organización del partido de Casado, Ana Beltrán, echaba balones fuera: «Independientemente de lo que hayan dicho, que puedo estar de acuerdo o en desacuerdo, por supuesto, y sobre todo en alguna terminología, a mí lo que me parece importante es resaltar la labor que hace el Ejército español», ha respondido Beltrán durante una entrevista en TVE.

Giro de Casado

Sin embargo, aunque primero Pablo Casado evitó condenar de forma expresa las palabras del chat, este viernes no ha tenido más remedio que rectificar pocas horas después de las palabras de Beltrán, aunque más por la presión mediática que por propio convencimiento:

«Este chat me parece absolutamente lamentable e intolerable. Por lo que he leído, está en manos de la Fiscalía, así que espero que haya un procedimiento y se depuren responsabilidades. Estoy convencido que este chat entra dentro de errores personales que habrá que depurar en todo caso», ha asegurado el presidente del PP.

Se trata de unas declaraciones contundentes y que en principio deberían poner fin a la tibieza y a la ambigüedad de las que ha hecho gala hasta ahora el PP respecto a este asunto.

Deja una respuesta

Required fields are marked *