26 Sep 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Vox cierra la puerta a Olona y esta se acerca a Mario Conde para atraer a antiguos votantes de la ultraderecha 

Iván Espinosa de los Monteros ha cerrado la puerta definitivamente a Macarena Olona.

En las últimas semanas y tras la dimisión de Macarena Olona de la Junta de Andalucía comenzaron a llevarse a cabo especulaciones, que siguieron con un séquito de acusaciones cruzadas, ruegos y dudas sobre la estructura del partido de ultraderecha.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha admitido este mismo jueves que el partido ha tomado la decisión con «enorme pesar», pero debido al «daño que – Olona – está causando» han decidido romper la relación.

template 81

«Le deseamos lo mejor en lo político y nos tendrá siempre a su disposición en lo personal», ha asegurado después de confirmar que este ha sido el final del camino que en sus andanzas realizarán juntos.

Estas palabras del excompañero de Olona se han producido horas después de publicarse la entrevista concedida por la abogada del Estado al diario ABC.

En esta, como ya ha sido recurrente en las últimas jornadas, la exdiputada del Congreso y de la Junta de Andalucía ha puesto en tela de juicio la democracia interna del partido y su pesar por la falta de unidad, que creía que debería recuperarse.

«Cuando pedí una reunión con Abascal se activó mi linchamiento», ha sostenido ella en la entrevista.

Después de la intervención de Espinosa de los Monteros se ha reabierto el reciente y constante acercamiento de Olona a Mario Conde, que hace suscitar nuevos movimientos políticos.

Tanto es así que ambos llevarán a cabo próximamente una conferencia en Sevilla donde pretenden aunar y coincidir con “algunos partidos y plataformas” de exmilitantes del partido de ultraderecha.

No es menos importante recordar que Conde, condenado a 20 años por el caso Banesto, ya pretendió incurrir en la política sin éxito en el, cuando encabezó la lista de las generales de CDS y en 2012 al presentarse a las autonómicas gallegas.

De este modo todos los análisis no descartar una nueva estrategia de ambos para la generación de un nuevo movimiento político.