22 Feb 2024

Blog

Un año de la caída de Casado: diez ejecutivos apoyaron sus denuncias contra Ayuso antes de la traición
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Un año de la caída de Casado: diez ejecutivos apoyaron sus denuncias contra Ayuso antes de la traición 

Aunque algunos de los miembros del comité que expresaron su apoyo a las denuncias de corrupción de Casado contra Ayuso siguen teniendo puestos de alta responsabilidad en el PP de Feijóo

El Partido Popular se vio sacudido por una crisis interna en febrero de 2022, después de que el presidente del partido, Pablo Casado, realizara una entrevista en la que criticaba duramente a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ella respondiera acusando a Casado y a su equipo de estar detrás de un supuesto espionaje.

Al menos 10 de los 11 miembros del Comité de Dirección del PP de Casado expresaron su apoyo a las denuncias de corrupción en un grupo de WhatsApp interno poco después de la entrevista. Algunos de ellos se expresaron de manera espontánea, mientras que otros siguieron el mandato dictado por los colaboradores más directos de Casado. El entonces secretario general del partido, Teodoro García Egea, secretario general del PP y mano derecha de Casado, llegó a escribir en el grupo: “Todos debéis venir a lo comentado por el presidente”.

La tarde del mismo jueves, García Egea compareció en la sede central del partido para anunciar un expediente y posibles acciones judiciales contra la presidenta madrileña por sus “acusaciones gravísimas, casi delictivas” contra el líder popular. Varios miembros del comité de dirección del PP de Casado, diputados y senadores publicaron tuits en apoyo a las tesis del presidente.

Ana Pastor, entonces vicesecretaria de Política Social y vicepresidenta de las Cortes, escribió: “Nos debemos a nuestros votantes y militantes, que quieren un partido fuerte y sobre todo unido. Por ello trabaja @pablocasado_ desde que es presidente de @populares, siempre con responsabilidad, lealtad y generosidad, para ser la alternativa de Gobierno que España necesita”.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, escribió: “En el PP la responsabilidad, lealtad y ejemplaridad deben guiar siempre la conducta dentro y fuera del partido, por respeto a nuestros votantes y a nuestros afiliados. @pablocasado_ no lo ha tenido nunca fácil, pero siempre se guía por ellos, el resto debemos hacer lo mismo”.

Al día siguiente, Casado acudió a la COPE y arremetió contra el comportamiento poco ético de Ayuso. La entrevista acabó a las 9.34 horas. La cúpula popular no se demoró en elogiarle en el grupo interno de WhatsApp. El primero que marcó la pauta fue su entonces vicesecretario de Comunicación, el periodista Pablo Montesinos, uno de los tres diputados que le arropó hasta su último día en política y que al minuto siguiente ya tecleó: “Enhorabuena por la entrevista presidente”. El vicesecretario de Participación, el gallego Jaime de Olano, abundó casi al mismo tiempo.

La crisis interna llevó a la dimisión de Casado, elegido en primarias por los militantes. Este episodio revela la lucha de poder dentro del PP y el papel de los miembros del comité de dirección en la toma de decisiones del partido. Además, muestra cómo la comunicación interna y externa del partido es fundamental para la estrategia política y cómo el apoyo de los miembros es crucial para el liderazgo.

Aunque algunos de los miembros del comité que expresaron su apoyo a las denuncias de corrupción contra Ayuso siguen teniendo puestos de alta responsabilidad en el PP de Alberto Núñez Feijóo, la respuesta del presidente actual del partido ha sido el silencio.

La falta de transparencia y responsabilidad en la política es un tema recurrente en España y el papel de los partidos políticos en este aspecto es fundamental para mejorar la calidad de la democracia y la confianza de los ciudadanos en la política.