01 Oct 2022
DESTACADA

El Sáhara Occidental: Un regalo envenenado entre dos Reyes hermano 

Coincidiendo con la festividad de los Reyes Magos y la Pascua Militar es justo recordar un acto vergonzoso que incluso más de uno se atrevería a calificar de alta tradición. Me refiero al regalo, literal en toda su extensión, que Juan Carlos de Borbón le hizo a su hermano Hassan II, tal como lo calificó en más de una ocasión.

Por Alberto Maestre, Doctor en Historia del Sáhara Occidental

Ese regalo se llamaba Sáhara Occidental, entonces provincia del Sahara español. Un obsequio en toda regla.

Al entonces Príncipe de España, por la Gracia del General Franco, no le importó, con tal de asegurarse la Corona que ya veía ceñida en su testa, que con tal vil acto, España se saltara la legalidad internacional y no cumpliera con su palabra dada a los saharauis y a la comunidad internacional.

DSC 0253
 © Ricard Jiménez

Pero tanto Alfonso XIII, Franco y Juan Carlos saben bastante. En este caso Hassan II aceptó encantado tal regalo aunque con el transcurso del tiempo Marruecos no se ha conformado y exige más regalitos de estos llamados ilegales.

Los gobiernos españoles, sin excepción, nunca han cuestionado tal hecho y por tanto no han denunciado los Acuerdos de Madrid.

Marruecos ahora quiere que España dé un paso más y se vuelva a saltar la legislación internacional y reconozca la marroquinidad de ese territorio. La ONU es clara. El Sáhara Occidental es un Territorio No Autónomo pendiente de descolonización.

No puedes reconocer que el Sáhara Occidental pertenece a otro país pues infringes la legalidad internacional. Y mucho menos regalar algo que no es tuyo como se hizo en 1975 y desde entonces se quiere ocultar y maquillar.

Pero de regalos de lo ajeno se han hecho muchos. Corina y otras amantes saben de eso. No pasa nada. Eso es lo triste. El problema lo tienen otros.

Gracias a la Historia sabemos de este regalo en toda regla y la impunidad que resultó para quienes decidieron hacerlo. Patriotismo y lealtad que muchos se llenan la boca con estos términos y que luego actúan totalmente en contra, España está llena de estos.

Exigir respeto y responsabilidad a los otros mientras tú haces todo lo contrario. Los regalos se hacen de buena fe y no traicionan a un pueblo al que considerabas tan español como de los de Cuenca.

Pero este regalo llamado Sáhara Occidental, fue uno de estos que más vale no hacer. Ahí están los saharauis luchando en todos los frentes posibles para hacer cumplir la Ley de una vez por todas.

En la Pascua Militar del día 6 de enero entre esos discursos tan llenos de ferviente nacionalismo español bastaría recordar el caso del Sáhara Occidental y las consecuencias que conlleva la acción española.