fbpx
PRINCIPAL

Vídeo| El claro mensaje de Anguita sobre Marruecos: dio en el clavo hace 10 años 

Anguita en noviembre de 2010 daba su opinión sobre Marruecos, mensaje totalmente acertado y vigente en la actualidad.

Hace más de diez años Julio Anguita explicaba de manera muy sencilla el conflicto geoestratégico de Marruecos.

Sobre este, comenzaba Anguita, afirmando que «España es responsable ante las Naciones Unidas lo que está ocurriendo allí», explica en referencia al Sáhara.

En segundo lugar explica que «la Marcha Verde fue impulsada y dirigida por los Estados Unidos. El Telegrama que se manda desde la embajada estadounidense en Beirut, estando Kissinger en Jerusalén, dice que Laisa está a punto de cumplir dos años y él esta de acuerdo. Laisa se refiere a la operación de la Marcha Verde, que fue impulsada por Estados Unidos y aquello fue un acto brutal, fue un acto de pillaje con Hassan II a la cabeza».

«España – añade – se retiró por diversas circunstancias. ¿Saben ustedes que Franco había ordenado minar el terreno, se retiró, el jefe de estado estaba en funciones, la situación era difícil… Todos los que hablan de España deben saber que la bandera fue entregada miserablemente, claudicamos con el Sáhara, lo dimos».

Sin embargo, Anguita considera que «la responsabilidad del Estado español continua. Además el tribunal de La Haya, en una sentencia dijo que el territorio del Sáhara no tenía nada que ver con Marruecos, que es un invento de la monarquía, que cuando están en problemas son unos déspotas».

Julio Anguita 1999

Sigue Anguita su elucubración afirmando que Francia apoya a Marruecos, «porque no quieren que los americanos se queden solos, porque son los que están llevándose el fosfato de Fos Bucraa», «hierro, circonio, etc. con lo que Marruecos gana unos mil doscientos millones de euros que pasan directamente a los bolsillos de Mohammed V, no a Marruecos».

A partir de ahí, continúa, «todo lo que hay es un acto de piratería con unas Naciones Unidas arrojadas, con una Unión Europea que es igual de cobarde que lo está siendo en Israel».

Finaliza la intervención concluyendo que «no hay sentido de la dignidad ni del derecho internacional», pero antes de terminar se pregunta por qué podemos hacer, «ya que nuestro gobierno no va a hacer absolutamente nada, porque es débil política e ideológicamente».

Responde, «a los que estamos en las calles apoyando al Sáhara presionen al gobierno, no vayan a Marruecos, boicoteen toda relación económica con el reino de Marruecos, pero trate muy bien a los migrantes marroquíes para que sepan la diferencia entre un Estado y un Estado despótico».