fbpx
INTERNACIONAL

La líder de una secta metió a un niño en un armario sin comida hasta su muerte 

Una mujer de 79 años, antigua líder de una secta religiosa en Florida (EE.UU.), ha sido sentenciada a 30 años de cárcel.

Anna Young, exlíder de una secta religiosa, hace 30 años golpeó y encerró a un niño en un armario hasta su muerte.

Por este motivo, que ocurrió en el seno de la secta religiosa House of Prayer (Casa de oración), ha sido condenada a 30 años de cárcel.

La fiscal de Florida indicó que el niño, Emon Harper, fue encontrado muerto en un armario con signos de deshidratación y desnutrición.

secta

«Es insondable comprender los horrores que esta mujer ha causado. Afortunadamente, a los 79 años, lo más probable es que muera en prisión y nunca más pueda dañar, torturar o matar a otro ser humano», señaló la fiscal general de Florida, Ashley Moody.

Young fue declarada culpable en 2017, después de que dejara el culto religioso en 1992 y hace 15 años comenzó a huir tras las denuncias, y ahora la sentencia en firme ha corroborado la decisión judicial.

«Estoy agradecida por el arduo trabajo de mis fiscales estatales para asegurar una fuerte sentencia de prisión para esta criminal, francamente vil», resumió la fiscal general.

En dicha secta, cuenta La Información, se «practicaba estrictamente el Antiguo Testamento, vistiendo túnicas largas. El lugar de reunión llegó a tener 24 miembros, todos alojados bajo el mismo techo».

3002a98cf380f055c354a36389818cb1dfe9a2b6
close

Suscríbete a nuestro boletín diario

Te mantendremos al día de nuestros vídeos y noticias