fbpx
POLÍTICA ESTATAL

Javier Ruiz: «Estos son fascistas y el saludo era fascista. Y no hay otra forma de contarlo» 

El periodista Javier Ruiz se ha expresado de forma contundente ante el encuentro de Pablo Iglesias con neonazis en Coslada.

Ya han corrido ríos de tinta desde el encuentro ayer de Pablo Iglesias con un grupo de neonazis en la visita del candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid a Coslada.

A su llegada, un grupo de neonazis intentaron «reventar» la visita del candidato a una asociación vecinal realizando el saludo fascista y a coreando distintos cánticos mientras realizaban gestos propios de la extrema derecha.

Eran ultras pertenecientes a grupos como San Blas Crew, Bastión Frontal, el grupo de la joven falangista Isabel Medina Peralta, La Conquista del Estado o Juventudes Canillejas. Iglesias se acercó a ellos y les plantó cara durante unos segundos en el que el líder de Podemos les espetó algo que en los vídeos colgados en las redes sociales ha sido todavía imposible de escuchar.

El encuentro se trató de muchas formas, pero una de las más comentadas por su polémica fue la de Telecinco. Ana Terradillos, que está sustituyendo como presentadora esta semana a Ana Rosa Quintana en El Programa de Ana Rosa, ha empezado el debate con las siguientes declaraciones: «Jarabe democrático lo llamaba Iglesias«. Por si no era suficiente, desde producción rotularon «Jarabe democrático a Pablo Iglesias en Coslada», algo que se pudo leer durante gran parte del programa.

Javier Ruiz y lo democrático

Sin embargo, esta propuesta no gustó, en absoluto al periodista Javier Ruiz, que ponía los puntos sobre las íes en Telecinco. «Yo creo que esto no es un escrache, creo que esto es acoso. Creo que esto no es jarabe, es intimidación. Y, desde luego, de lo que tengo la absoluta seguridad es de que esto no es democrático», señaló el periodista.

Ruiz relató otros casos de acoso a Podemos en los últimos meses: «Yo, sinceramente, creo que se puede estar en profundo desacuerdo con el vicepresidente del Gobierno, pero las líneas que estamos cruzando, porque es de Podemos, son infinitas. Tres meses de acoso en la puerta de su casa, a sus hijos y esto ahora, es una salvajada».

«Además hay que sumar el ataque a la ministra de Trabajo, a la que se le rompe el coche oficial, más lo que estamos viendo en cada uno de los casos. Decir que esto es normalidad democrática, es ser muy generoso», expuso Ruiz.

«Cuando empecemos a tolerar todo esto, no nos extrañemos que en la calle alguien tome ejemplo. Que Podemos legitime después que se haga en el sentido contrario. Yo creo que no se puede jugar así. La vida pública y política hay que serenarlas». «Estos son fascistas y el saludo era fascista. Y no hay otra forma de contarlo», finalizó Ruiz.