27 May 2024

Blog

El circo llega a Valladolid: el concejal de Salud de Vox en Valladolid reparte 7.500 ceniceros junto con un lobby pro tabaco
DESTACADA, Sanidad

El circo llega a Valladolid: el concejal de Salud de Vox en Valladolid reparte 7.500 ceniceros junto con un lobby pro tabaco 

«Sigue fumando, pero, por favor, no ensucies»

En un esfuerzo surrealista por combinar política y salud pública, el Ayuntamiento de Valladolid, bajo el yugo de una coalición PP-Vox, y la plataforma pro tabaco, Mesa del Tabaco, decidieron inundar las calles con 7.500 ceniceros portátiles durante las festividades patronales. Si bien la campaña lleva el inocente nombre de «Depende de TODOS», uno se pregunta si este ‘depende’ se refiere al tabaquismo o al acto de mantener limpios nuestros espacios públicos.

Alberto Cuadrado Toquero, el edil a cargo de Salud Pública y Seguridad Ciudadana desde Vox, ha sido la cara visible de esta vergonzosa propuesta, presumiendo la llegada de estos ceniceros reutilizables, en lo que parece ser un desfile festivo por la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo.

Mientras tanto, la industria tabaquera no ha perdido la oportunidad de colarse en este evento, utilizando la plataforma proporcionada por la concejalía de salud — curiosamente en manos de la ultraderecha — para, en sus propias palabras, «concienciar sobre la necesidad de depositar correctamente las colillas en papeleras o contendores apropiados». Una frase que, despojada de su dulzura, podría traducirse como: «Sigue fumando, pero, por favor, no ensucies».

VOCES DISONANTES EN EL AIRE

Los comentarios de desconcierto y crítica no se han hecho esperar. Óscar Puente, quien lideró como alcalde socialista de Valladolid entre 2015 y 2023, y ahora ocupa un asiento en el Congreso, ha alzado la voz en un tono entre sarcástico y genuinamente consternado. En una entrada en X, cuestionó el rumbo que ha tomado el Ayuntamiento con la frase: «¿De verdad merecíamos que nos cambiaseis por esto?». Evidenciando la extrañeza de una maniobra política que, por un lado, pretende proteger la salud pública, pero por el otro, facilita y fomenta un hábito perjudicial para la salud.

Alberto Bustos, concejal de la anterior gestión encargado de Participación Ciudadana y Deportes, se ha sumado al coro de desaprobación, compartiendo una sintonía similar con Puente. Estas voces resaltan un sentimiento de desconcierto y preocupación ante lo que parece ser una estrategia política, no solo errática, sino también contraproducente.