21 Jun 2024

Blog

Una caldera llamada planeta ¿Cuántos «veranos más cálidos» necesitamos para despertar?
DESTACADA, MEDIO AMBIENTE

Una caldera llamada planeta ¿Cuántos «veranos más cálidos» necesitamos para despertar? 

Porque cada verano «más cálido de la historia» es un recordatorio de que nuestro tiempo se está agotando.

«Verano más cálido de la historia» – un titular que desearíamos nunca haber leído. Sin embargo, esta es la nueva y asfixiante realidad del planeta. Aunque parece un cruel déjà vu, los nuevos picos térmicos son prueba de que el calentamiento global no es simplemente un eslogan para eco-activistas, sino una sirena de alarma para toda la humanidad.

Es inquietante pensar que el Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) ha revelado que nuestro mundo ha alcanzado una temperatura media de 16,77ºC durante el verano, es decir, 0,66ºC más caliente de lo que debería ser. ¿Sorprendido? No deberías. Samantha Burgess del C3S lo deja claro: «Se siguen batiendo récords de temperatura mundial en 2023». Las predicciones del Panel Internacional de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU ya habían sonado esta alarma.

Más allá de los bochornosos veranos, el fenómeno tiene manifestaciones aún más graves. La reducción de los hielos árticos, cruciales para el equilibrio del clima global, es un síntoma que no podemos ignorar. Según el C3S, en la Antártida, el hielo marino ha alcanzado mínimos récord, y el Ártico no se queda atrás.

OCÉANOS EN FIEBRE: NUESTRO MUNDO SUBACUÁTICO EN LLAMAS

La temperatura de nuestros océanos no es solo una estadística aburrida; es una métrica de la salud de nuestro planeta. La información revelada por el C3S sobre la «temperatura diaria en superficie más cálida desde que hay registros» en los océanos del mundo es una clara señal de alarma. Si nuestra «caldera» global se sobrecalienta, el equilibrio de la vida marina, y por extensión nuestra propia supervivencia, está en juego.

El Atlántico Norte, clave para la regulación del clima global, está alcanzando temperaturas jamás registradas. ¿Cuántos récords más necesitamos romper antes de actuar?

Las inundaciones en Europa, los incendios en el Mediterráneo y las sequías en la península Ibérica son simplemente las manifestaciones tangibles de lo que estos datos han estado advirtiendo. No es una coincidencia, es consecuencia.

RESPUESTA CIUDADANA: LA BATALLA CONTRA EL CALENTAMIENTO

La sociedad civil no está dispuesta a quedarse de brazos cruzados. Las organizaciones que conforman el movimiento global por el clima han fijado dos días de acción, el 15 y el 17 de septiembre, para hacer oír su voz. Las y los activistas ya están exigiendo una respuesta efectiva, no solo promesas vacías.

El grito de guerra «Lucha global para terminar con los combustibles fósiles» es más que un lema, es un mandato. Las expectativas están puestas en la cumbre de acción climática en Nueva York. ¿Será la Cumbre del Clima (COP28) otro episodio de inercia global o finalmente veremos un compromiso tangible?

Para concluir, si bien las cifras y datos pueden parecer desalentadores, también son una llamada a la acción. La crisis climática no es una mera predicción futura, está sucediendo aquí y ahora. Es el momento de que la sociedad civil, las y los líderes globales y cada individuo se unan en la lucha contra el calentamiento global antes de que alcancemos puntos de no retorno. Porque cada verano «más cálido de la historia» es un recordatorio de que nuestro tiempo se está agotando.

«