fbpx
20 May 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

“Panchita, vete a tu país de mierda»: condenado un hombre en Huelva por delito de odio hacia su médica 

La Audiencia Provincial de Huelva impone al usuario una indemnización de 1.500 euros a la doctora y rebaja la condena a seis meses de cárcel.

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un usuario que insultó a su propia médica con una indemnización de 1.500 euros y seis meses de cárcel.

Los hechos ocurrieron en el centro de salud de la Palma del Condado, donde el hombre gritó a la médica: “Panchita, vete a tu país de mierda a trabajar, aquí no te queremos”.

image 38

La Audiencia Provincial de Huelva (Sección III) ha considerado acreditado que el acusado profirió el grito en el mismo centro de salud, en presencia de otros pacientes y en referencia a la doctora que ese día de marzo de 2020 se encontraba en trabajando en los servicios de urgencias.

Frente a estos testimonios, el ya condenado dijo en la vista que se encontraba con fiebre y mareos y que “no recordaba” lo que le dijo a la doctora en aquel momento.

El tribunal lo ha absuelto, sin embargo, del delito de amenazas del que lo acusaba inicialmente la Fiscalía, al no considerar probado que se dirigiera a ella advirtiéndola con un “como me pase algo de aquí a Huelva, os vais a enterar” y desestima una orden de alejamiento.

Condenas en Huelva

Hace tres días, otro usuario era ondenado a seis meses de prisión el acusado de agredir a un médico del centro de La Orden (Huelva).

El Juzgado de lo Penal 3 de la Audiencia Provincial de Huelva ha ratificado la condena impuesta en vista oral a seis meses de prisión y una multa de seis euros diarios durante un mes al acusado por un delito contra personal sanitario y de un delito leve de lesiones en octubre de 2020 a un médico del centro de salud de La Orden, aunque en ambos se aprecia la atenuante de reparación del daño, según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press.

Los hechos se remontan, según el escrito de sentencia, al 9 de octubre de 2020, cuando el acusado acudió al centro de salud de La Orden, de la capital, y accedió a la consulta de su médico sin permiso y «mostrándose agresivo con el facultativo porque este le había colgado una llamada realizada en la misma mañana tras ser insultado por el mismo».

En este sentido, el acusado, según indica la sentencia, «agarró al médico por el pecho, empujándolo contra la pared y dándole dos puñetazos en el rostro, agresión que acabó cuando el perjudicado consiguió salir de la consulta y ser auxiliado por el personal del centro».

Asimismo, como consecuencia, el facultativo sufrió «lesiones consistente en eritema y edema a nivel de frente, pómulo derecho y tabique nasal, importante edema conjuntival y edema parpebral».

Vox y el racismo

La irrupción de Vox está produciendo un clima dañino contra las personas migrantes, racializadas y pobres, que ya es tangible en el plano estadístico.

El monopolio del racismo no es exclusivo de Vox, pero desde su aparición se ha observado un latente crecimiento de los delitos de odio hacia estas personas.

Que VOX sea un partido de ultraderecha y racista no es un hecho noticiable, es una realidad, pero exacerba un panorama social que atenta contra los derechos humanos más básicos.