23 Ene 2021
POLÍTICA ESTATAL

Cuantos más bulos de la extrema derecha, menor tasa de vacunación 

Se sabe que existe un impacto real de los bulos y se han puesto medidas una vez que la salud de todos está en peligro

Mientras la vacuna contra la covid-19 comienza a administrarse los bulos «antivacunas» continúan difundiéndose a través de las redes tratando de desacreditar a estos fármacos que generarán inmunidad contra el nuevo coronavirus.

Las plataformas digitales pusieron todo lo que estaba de su parte para frenar la viralización de noticias falsas. Facebook y Twitter alertaban cuando un contenido no parecía veraz e incluso eliminaron algunas publicaciones. YouTube modificó sus algoritmos para priorizar los vídeos de fuentes fiables y WhatApp limitó el número de mensajes que se podían reenviar.

La firma FTI Consulting ha señalado que, debido al tema de desinformación de las vacunas, entre 2014-2018 hubo una caída del 3% en la cobertura de vacunación a nivel global.

Según AmósGarcía Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, «es indudable que las fake news hacen daño porque generan sombras de dudas en los ciudadanos”.

Antes no se extendían tan rápidamente los bulos, pero ahora las redes sociales ayudan a su rápida difusión. Además, la gente con muchos seguidores tiene más capacidad para expandir el alcance de la noticia cuando le llega.

García Rojas señala que los movimientos que pueden estar en contra de las vacunas en España son muy minoritarios pero que no ocurre lo mismo con la vacuna contra la covid-19.  El último sondeo del CIS revelaba que el 55,2% de los españoles prefiere no vacunarse sin conocer antes sus efectos, tal y como recoge El País.

Esas personas no son negacionistas sino personas que tienen dudas. Según García Rojas, se necesitan campañas de contrapeso frente a las informaciones falsas y apoyo por parte de las instituciones sanitarias.

Bulos

Los últimos bulos en torno a la vacuna contra la covid-19

Newtral.es se ha encargado de hacer un recopilatorio de los bulos que continúan circulando sobre la efectividad y supuestos efectos adversos de las vacunas contra el coronavirus y estos son algunos de ellos:

La enfermera Tiffany Dover, se desmayó tras recibir la vacuna contra la COVID-19, no ha fallecido a causa de la vacuna de Pfizer y BioNTech. Un meme que ha sido muy compartido en España es el de una esquela con este texto: «Falleció el 19 de diciembre de 2020, engañada por su gobierno, los gerentes de su hospital, los medios y la farmacéutica Pfizer. La humanidad, su familia y amigos ruegan una oración por su alma. Que su sacrificio la convierta en la enfermera que salvó más vidas. No a la vacuna que mata«.

La vacuna australiana ha parado sus ensayos tras detectar falsos positivos de VIH, no por infectar a los voluntarios

Un mensaje que circula por redes sociales como Facebook y Twitter advierte de que varios voluntarios de la vacuna UQ-CSL contra la COVID-19 (distinta a las ya aprobadas de Pfizer y Moderna) en Australia han contraído el VIH. Pero se trata de falsos positivos, los voluntarios no han contraído el virus que provoca el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Las imágenes de la primera mujer en vacunarse contra la covid-19 en Reino Unido no son de octubre

Margaret Keenan, de 90 años, fue la primera persona en recibir la vacuna contra la covid-19 desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech. La vacunación fue realizada el 8 de diciembre en un hospital de Coventry, sin embargo, usuarios de redes sociales pusieron en duda la veracidad de las imágenes al ser compartida una captura de pantalla de la web de la cadena de televisión CNN en la que se puede ver el vídeo de esa vacunación con la fecha del 22 de octubre justo encima.

Lo que ha pasado es que ha circulado una imagen descontextualizada que los usuarios han aprovechado para difundir.

Las vacunas no se elaboran con tejidos de abortos, sino con células creadas en laboratorio

Las vacunas no se elaboran con tejidos de fetos humanos, como sostienen varios mensajes de las redes sociales referidos al preparado de AstraZeneca, sino que en algunos casos emplean células creadas en laboratorio con un origen humano remoto.

Incluso, algún usuario de Facebook llega a acusar a los responsables del desarrollo de vacunas de financiar los abortos con el resultado de un «negocio redondo».

La primera ministra de Australia no recibe la vacuna porque la aguja tiene un tapón

Annastacia Palaszczuk no es la “primera ministra de Australia” ni fingió vacunarse de la gripe. La protagonista es la dirigente de uno de los estados de Australia y recibió la vacuna contra la gripe dentro de una campaña para impulsar la inmunización de la población.

La FDA admite que la vacuna causa efectos adversos como infartos, convulsiones y trombos

Desde la FDA destacan que a día de hoy “no se conoce” que la vacuna autorizada contra el coronavirus, de la farmacéutica Pfizer, provoque estos efectos y que el documento que publicaron no se trata de “una advertencia”, sino de un informe en el que se recogen los “posibles y no conocidos” eventos adversos a tener en cuenta “para el seguimiento constante de la seguridad de las vacunas”.

Es falso que la ONU haya admitido que una vacuna de Bill Gates causó un brote de polio

El 9 de septiembre, un blog publicaba un artículo con el titular «ONU admite que la vacuna financiada por Bill Gates está causando un brote de poliomielitis en África», que fue compartido en Facebook y Twitter.

No solo es falso que la ONU haya admitido que una vacuna financiada por Gates ha provocado un brote de polio en África, sino que la OMS ha explicado que el que se produjo en Sudán, al igual que otro detectado en Yemen, es precisamente como resultado de una insuficiente vacunación de la población local.

Estos son solo algunos de los bulos más recientes pero no los únicos

Deja una respuesta

Required fields are marked *