30 Sep 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Vídeo | Wyoming responde a la carta del rey emérito: «No nos interesa lo que pase en su cama, sino lo que pase en sus cuentas» 

El Gran Wyoming ha respondido a la misiva enviada por el rey Juan Carlos I.

Juan Carlos I ha anunciado en una carta enviada a su hijo que continuará residiendo en Abu Dabi por «razones que pertenecen a su ámbito privado». Unas palabras ante las que Wyoming se pregunta «si es que se ha echado otra amiguita entrañable».

En la carta, el rey Juan Carlos incluso afirma ser consciente de la trascendencia para la opinión pública de acontecimientos de su «vida privada».

image 23

Una frase ante la que Wyoming le envía un mensaje: «Don Juan Carlos, los españoles no estamos escandalizados por los acontecimientos de su vida privada, no nos interesa en general lo que pase en su cama, nos interesa lo que pase en sus cuentas».

«Estamos escandalizados por sus negocios privados, porque esos negocios los hiciera durante su época de jefe del Estado y porque hasta ahora no nos haya dado una explicación convincente de cómo consiguió acumular un patrimonio de 77 millones de euros y ocultarlos a la Hacienda pública», concluye Wyoming.

Todos los delitos que la fiscalía atribuye al rey Juan Carlos

La fiscalía daba a conocer este miércoles pasado los dos decretos con los que se pone fin a las investigaciones realizadas a Juan Carlos I por el cobro de una supuesta comisión por la construcción del AVE a La Meca, por el uso de tarjetas opacas y por un fondo en el paraíso fiscal de Jersey.

Sin embargo, la investigación ha detectado algunos delitos y la fiscalía considera que sus indagaciones han permitido «recuperar 5.095.148 euros para las arcas públicas».

Fraude de Juan Carlos

Juan Carlos defraudó por encima, con creces, del importe de 120.000 euros que el artículo 305 del Código Penal establece como umbral del delito.

Esto se ha dilucidado a raíz de la indagación de la forma en la que se produjo la adjudicación, en octubre de 2011, de las obras de la segunda fase de la construcción del AVE a La Meca (Arabia Saudí) al consorcio Al-Shoula.

En este caso la fiscalía investigó una posible relación con el ingreso de 64.884.405 euros el 8 de agosto de 2008 por el entonces Rey de Arabia Saudí en la cuenta de la Fundación LUCUM de la que Juan Carlos I era titular.

Finalmente, en el 2012, el emérito transfirió todos los activos de LUCUM a la cuenta de Corinna como “donación irrevocable”. Todos estos movimientos se hicieron, siempre según la fiscalía sin declarar a Hacienda “las rentas y rendimientos obtenidos” desde el 2008 al 2012. Ni en el 2012 ni en años posteriores el emérito presentó declaración informativa de los bienes y derechos en el extranjero.

Tras archivar la causa existen dos hipótesis abiertas, o una donación u otro concepto de naturaleza desconocida.

Cohecho y blanqueo de capitales

«Se trataría, pues, de un regalo que pudiera haber sido recibido en consideración a la condición de Jefe del Estado que Juan Carlos I desempeñaba en 2008 y, por tanto, susceptible de integrar el delito de cohecho».

Las operaciones que se hayan llevado a cabo tras el ingreso de 64.884.405 euros podrían encajar en un delito de blanqueo de capitales.

Finalmente la fiscalía apunta que estos hechos también habrían quedado en nada porque terminaron en 2012, cuando Juan Carlos era inviolable.

Regularizaciones

La fiscalía no ha podido establecer que haya una contraprestación por el importe total de 516.606,32 euros en transferencias efectuadas entre 2016 y 2019 por Allen de Jesús Sanginés Krause a Murga Mendoza «y de las que ha sido beneficiario directo o indirecto» Juan Carlos I.

Ahora bien, estos traspasos están sujetos al impuesto de sucesiones y donaciones y el 9 de diciembre de 2020 el rey emérito presentó ante la Agencia Tributaria 556.412,50 euros y los correspondientes recargos e intereses de demora.

Esto es algo que el rey emérito regularizó en febrero de 2021 con autoliquidaciones complementarias por el IRPF correspondientes a los ejercicios 2014 a 2018 de un total de 4.416.757,46 euros.