23 May 2024

Blog

Vox, entre la ignorancia y el ridículo político: en Bruselas para defender a sus vacas con tuberculosis
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

Vox, entre la ignorancia y el ridículo político: en Bruselas para defender a sus vacas con tuberculosis 

«Como si los agasajos culinarios de la región no fueran suficientes para satisfacer los paladares, el señor García-Gallardo defiende que un toque de tuberculosis bovina podría añadir algo de emoción al menú«

En la esfera política, el anhelo insaciable de dominio y poder se alza a menudo como el sol en un nuevo amanecer. Algunos políticos, con una voracidad implacable, se abalanzan sobre cualquier oportunidad para exhibir su influencia y poder. Pero en ocasiones, en su sed de dominio, se descubre que sus armas de combate están hechas de paja y papel. El caso de Vox, con su despliegue a Bruselas en defensa de las vacas tuberculosas, sirve como un ejemplo fascinante de esta paradoja.

LA OPULENCIA POLÍTICA MEZCLADA CON IGNORANCIA AGROPECUARIA

Juan García-Gallardo, líder de Vox en Castilla y León y vicepresidente de la Junta, se embarcó en una cruzada hacia Bruselas. Armado de audacia y una norma aparentemente invencible, la misión era defender la suavización de controles sanitarios que permitiría a las vacas infectadas con tuberculosis ser aptas para el consumo humano. Como si los agasajos culinarios de la región no fueran suficientes para satisfacer los paladares, el señor García-Gallardo parece sugerir que un toque de tuberculosis bovina podría añadir algo de emoción al menú. Pero, más allá de la frivolidad de mi comentario, este escenario destila una peligrosa negligencia. Los expertos advierten que tal propuesta pone en riesgo la salud pública y el bienestar de la cabaña ganadera. Uno se pregunta, ¿es la salvaguarda del patrimonio ganadero una empresa sin sentido común?

El vicepresidente García-Gallardo y su séquito se lanzaron a una campaña para enfrentar la normativa europea. En su mente, la Comisión Europea tenía el puño apretado sobre el cuello de los ganaderos. Hasta donde se puede discernir, no se trata de sofocar la economía ganadera, sino de preservar la integridad sanitaria.

CUANDO EL SENTIDO COMÚN SE ERIGE COMO GUARDIÁN

La Comisión Europea no tardó en calificar de ilegales las medidas adoptadas por la Junta de Castilla y León. La relajación de los requisitos de control de la tuberculosis bovina entra en conflicto con las disposiciones sanitarias de la Unión Europea. Lo que estaba en juego era la salud pública y la sanidad animal, dos pilares que sustentan una sociedad civilizada.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España también se unió al coro de la sensatez al eliminar la limitación del movimiento de ganado bovino en Castilla y León. Esto sucedió después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León suspendiera cautelarmente una Resolución de la Consejería de Agricultura y Ganadería que contenía medidas contrarias a la legislación europea y nacional sobre control de la tuberculosis bovina.

Al concluir, uno tiene que cuestionar la astucia y la sabiduría detrás de esta expedición a Bruselas. ¿Fue un mero espectáculo de poder o una mal concebida cabalgata de ignorancia? La salud pública y el bienestar de los animales son asuntos demasiado serios para ser manejados con desdén y frivolidad. Un liderazgo competente y bien informado es fundamental en la toma de decisiones que pueden tener ramificaciones de gran alcance.

Es fundamental que aquellos en posiciones de poder comprendan la magnitud de sus acciones. Aparentemente, el señor García-Gallardo y sus colegas de Vox en Castilla y León fueron víctimas de un sesgo de confirmación que los cegó ante la realidad. La responsabilidad recae en aquellos que ostentan el poder de guiar con sabiduría y no permitir que la política se convierta en un teatro de lo absurdo.

LECCIONES A APRENDER Y CAMINOS A SEGUIR

Esta farsa en Bruselas ilustra la necesidad de un enfoque más meditado y basado en datos en la toma de decisiones políticas. No se puede permitir que el deseo de triunfo político eclipse la importancia de la salud pública y la seguridad.

Las autoridades de Castilla y León deben asumir un papel más reflexivo y basado en la evidencia en su abordaje de la regulación agropecuaria. Además, es imperativo forjar un diálogo constructivo con expertos y stakeholders, para desarrollar políticas que sean compatibles con la normativa europea y, al mismo tiempo, aborden de manera efectiva las preocupaciones del sector ganadero.

Es esencial también que los políticos se sometan a escrutinio público y sean responsables de sus acciones. En un mundo cada vez más interconectado y regulado, los actos imprudentes pueden tener consecuencias desastrosas más allá de las fronteras nacionales.

En última instancia, lo que el señor García-Gallardo y su comitiva deben aprender de esta experiencia es que la grandeza política no se mide por la audacia de los actos, sino por la sabiduría y la prudencia de las decisiones tomadas. En lugar de cargar con desenfreno hacia la controversia, un líder verdaderamente astuto y competente evalúa el terreno y busca soluciones que beneficien al conjunto de la sociedad.

Que este episodio sirva como una llamada de atención para los líderes y legisladores, para que se involucren de manera más crítica y reflexiva en el proceso de toma de decisiones, y comprendan que el legado duradero de un líder se construye sobre los cimientos de la integridad, la sabiduría y un compromiso inquebrantable con el bienestar público.