22 May 2022
DESTACADA, INTERNACIONAL

¿Qué es el plan Kalergi? La teoría conspirativa y racista que alienta VOX 

Según la ultraderecha el ‘plan Kalergi’ se trata de un complot internacional orquestado por las élites políticas y económicas para importar millones de trabajadores de Asia y África y mezclarlos con las «razas europeas».

La ultraderecha internacional, entre ellos VOX ha estado promoviendo la idea de denuncia del «plan Kalergi», en el que defienden la existencia de un complot internacional orquestado por las élites políticas y económicas para importar millones de trabajadores de Asia y África y mezclarlos con las «razas europeas».

Esto, según el racismo de esta teoría conspirativa pretendería crear un híbrido humano débil y fácil de manipular, aumentar la disponibilidad de mano de obra barata y, finalmente, acabar con la «raza blanca».

Es una teoría antigua, de hace más de una década, pero que actualmente se esta poniendo en boga de aquellos intolerantes con micrófono público.

«Las pruebas que sustentarían este programa son contradictorias, pero algunos líderes de esas formaciones han basado en ella su discurso contrario a la inmigración y a las políticas de la Unión Europea», explican desde la BBC.

image 106

VOX y el plan

«Existe una voluntad real en Bruselas de poner en marcha un reemplazo poblacional en Europa», declaraba recientemente Jorge Buxadé, replicando un recurso frecuente en el partido de ultraderecha.

De este modo el partido de ultraderecha arremete su odio ante el flujo migratorio actual y los últimos sucesos en Ceuta, Melilla y Canarias.

«Pese a su naturaleza supuestamente oculta, se trata de un discurso electoralmente muy lucrativo», indican desde Xataka.

Salvini a la cabeza de la conspiranoia

Esta supuesta teoría y el nombre de Kalergi habrían quedado encerrados en el cajón de las conspiraciones que surgen a diario por internet y las redes sociales de no ser por Matteo Salvini, el líder del partido xenófobo de la Liga Norte y actual ministro del Interior de Italia.

En varios de sus mítines de los últimos años, Salvini alertó contra el «intento de genocidio contra las poblaciones que han estado viviendo en Italia durante los últimos siglos, que alguien querría suplantar por decenas de miles de personas procedentes de otras partes del mundo».

En repetidas ocasiones el político italiano acusó a la UE de ser la instigadora de una «limpieza étnica» y en julio pasado volvió a atacar a uno de sus blancos favoritos, el magnate George Soros, por querer, según él, «llenar Europa e Italia de inmigrantes porque le gustan los esclavos».

¿Quién es Kalergi?

Según quienes creen en esta teoría, el ideólogo es el filósofo y político austríaco Richard Nikolaus Graf von Coudenhove-Kalergi.

Hijo de un diplomático austro-húngaro y de la hija de un magnate japonés (descendiente de una familia de samuráis), Kalergi nació en Tokio en 1894 y se crio en el ambiente cosmopolita y culturalmente sofisticado de la Viena de principios del siglo XX.

En 1923 publicó el manifiesto «Paneuropa», en el que preconizaba el proyecto de una confederación de países europeos, y fundó la Unión Internacional Paneuropea, un movimiento político que quería lograr la constitución de una entidad política que trascendiera los estados nacionales: los Estados Unidos de Europa.

Su teoría fue totalmente desapercibida, pero a 30 años después de su muerte, el nombre de Kalergi volvía a aparecer en un lugar inesperado: el panfleto «Adiós Europa. El plan Kalergi, un racismo legal», publicado en 2005 por Gerd Honsik en España, donde este escritor austríaco se había refugiado para huir de una condena por enaltecimiento de Hitler y negacionismo del Holocausto.

En su libro, Honsik reproduce textualmente varios párrafos de las obras de Kalergi -pero sacándolos de contexto- para demostrar que el diplomático «estaba a la cabeza de la conspiración que amenaza la subsistencia de los pueblos de Europa».

«Este oscuro personaje», escribe Honsik, «proclamó que Europa sería dominada por una ‘raza aristocrática judía’. Con tal fin, los europeos debían ‘ser cruzados’ con negros y asiáticos como si de animales se tratara».

«De este ‘cruce'», se lee en el panfleto, «Coudenhove-Kalergi esperaba la consecución de una clase humana inferior fácilmente gobernable y sin carácter».

El objetivo final de Kalergi, según Honsik, sería el «genocidio» programado de los pueblos europeos a través de la inmigración masiva.