fbpx
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

La Policía confirma el delito de odio de la falangista Isabel Peralta 

La fiscalía abrió diligencias a Isabel Peralta posteriormente a la solicitud de investigación que hizo la Federación de Comunidades Judías debido a las «graves acusaciones» e «insultos» a su pueblo.

La falangista Isabel Peralta, la principal oradora en el acto neonazi de homenaje a la División Azul en Madrid, los combatientes españoles que lucharon al lado de las tropas de Hitler en el frente ruso durante la Segunda Guerra Mundial, cometió un delito de odio el pasado 13 de febrero cuando lanzó proclamas antisemitas, según revela el informe policial.

«El enemigo siempre va a ser el mismo aunque con distintas máscaras: el judío… El judío es el culpable», proclamó en su discurso antisemita. Ahora, de acuerdo con las conclusiones que la Policía ha enviado a la Fiscalía, la joven neonazi infligió el artículo 510 del Código Penal, que contempla penas de hasta cuatro años de prisión.

La fiscalía había abierto una investigación y pidió un informe a la Brigada Provincial de Información de la Policía en Madrid. El delito se ajusta a «quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona… por motivos racistas, antisemitas u otros…».

La fiscalía abrió diligencias posteriormente a la solicitud de investigación que hizo la Federación de Comunidades Judías debido a las «graves acusaciones» e «insultos» hacía la comunidad judía que se cometieron durante la marcha.

Así es Isabel Peralta, la falangista que denigró a los judíos en el homenaje a la División Azul

Las redes sociales ya habían tapado el mensaje de Peralta

Twitter ya tomó las medidas necesarias para reprender el mensaje de odio de Peralta cuando le cerró su perfil en la red social pocos días después de que la joven adquiera notoriedad por su discurso. La cuenta de la falangista, que abrió en mayo de 2019, estaba repleta de mensajes machistas, homófobos y fascistas.

El perfil «incumplía las reglas de Twitter», entre las que se incluyen la prohibición de amenazar a individuos o colectivos y de usar un perfil para «expresar odio hacia una persona, grupo o categoría protegida».