18 Ago 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

«Pijos» hostigan ballenas en la costa de Xàbia y Dénia con embarcaciones de recreo 

Los investigadores captan imágenes de barcas persiguiendo ballenas con embarcaciones de recreo.

Los investigadores del proyecto Cabo Rorcual y Eduard Degollada, de la ONG Edmaktub han sido testigos del acoso a las ballenas rorcuales (Balaenoptera physalus) con distintas embarcaciones de recreo.

«Los rorcuales son animales protegidos. No se puede ir detrás de ellos. Es ilegal y denunciable», explicó ayer el responsable de Edmaktub, quien estudia el paso de estos grandes cetáceos por las costas de Garraf (Barcelona) y que está colaborando con el proyecto Cabo Rorcual.

image 113

«Las fotografías, tomadas la mayoría en la costa de la Sardinera y el Cap Prim de Xàbia, muestran comportamientos sonrojantes», indican desde Levante.

«Una embarcación cruza entre una madre y su cría. Una «flotilla» de barcas sigue a todo trapo y hostiga a cuatro rorcuales. Las embarcaciones incumplen normas que son cristalinas. Está prohibido acercarse a menos de 60 metros de las ballenas, navegar en línea recta hacia ellas o ir a más de 4 nudos cuando se está en el radio de entre 60 y 300 metros», añaden.

«Se puede disfrutar perfectamente de contemplar un rorcual a 300 metros. En esta costa tenemos un tesoro y debemos conservarlo», advirtió el coordinador del proyecto Cabo Rorcual, Eduardo Belda.

«Es importante que socialmente cale que debemos preservar a estos animales y que los navegantes concienciados reprendan a quienes incumplen las normas y ponen en peligro esta riqueza marina».

«Estos días le ha tocado también hacer mucha pedagogía. Ha advertido a las tripulaciones de barcas que perseguían a las ballenas de que estaban cometiendo una ilegalidad. Pese a ello, algunas de estas tripulaciones volvían a la carga cuando pensaban que habían dado esquinazo a los investigadores y a los vigilantes (el servicio de Guardacostas de Denia o las lanchas de protección de la posidonia oceánica)», apostillan desde el Faro de Vigo.

«Pijos de mierda que se piensan que el mundo está a su servicio y que están por encima de la ley», ha tuiteado el periodista Miquel Ramos.