07 Jul 2022
DESTACADA

«Después de los test de antígenos los alquileres»: Las redes sociales piden la regulación del sector de la vivienda 

Exigen a través de redes sociales la regulación del precio del alquiler.

La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos aprobó este jueves por unanimidad fijar el importe máximo de venta al público de este tipo de test después de que la gran demanda derivada de la sexta ola del coronavirus llegara a triplicar su precio.

Las más de 22.000 farmacias españolas venderán los test de autodiagnóstico de covid-19 a un precio máximo de 2,94 euros, según publica este viernes el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El BOE publica una resolución de la Dirección General de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, por la que se da publicidad al Acuerdo que fija un importe máximo de venta al público de los test de autodiagnóstico.

template 2022 01 14T102119.551

La resolución, según publica el BOE, se basa en el artículo 94.3 de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, en el que se indica que el Gobierno podrá regular el mecanismo de fijación de los precios de los medicamentos y productos sanitarios no sujetos a prescripción médica, así como de otros productos necesarios para la protección de la salud poblacional cuando exista una situación excepcional sanitaria.

Tras esta decisión cientos de mensajes en redes sociales han exigido también la regulación del precio del alquiler. El más sonado ha sido el tuit de Gabriel Rufián:

«Y ahora imagina el precio de cuantas necesidades absolutamente fundamentales se podría limitar por ley si hubiera una voluntad política real y persistente. Ejemplo? El alquiler».

Sin embargo no ha sido el único. El economista Julen Bollaín exigía la misma reforma: «Ahora solo falta que tras las mascarillas, los geles hidroalcohólicos y los test de antígenos, se metan con los alquileres».

Al igual que Errejón: «Se puede fijar un precio máximo a los test porque son de primera necesidad. Y a los alquileres no porque …».