26 Sep 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Pablo Iglesias critica a «los pro-OTAN»: «Ni bandera palestina en las teles, ni armamento a la resistencia, ni Gernika, ni sanciones a Israel…» 

Tras noches de terror en Palestina han llegado las reacciones políticas.

Israel ha bombardeado Palestina en las últimas jornadas dejando decenas de muertos y «cuerpos desmembrados», como informan desde Al Jazeera.

En tres días, según las informaciones publicadas por el medio, ha habido hasta 43 muertas en el ataque de tres días de Israel , incluidos 15 niños y cuatro mujeres y ás de 300 palestinos más han resultado heridos.

template 2022 08 08T085856.593

«Hasta la madrugada del domingo, los equipos de protección civil y rescate continuaron recuperando los cuerpos de los muertos y heridos de debajo de los escombros del campo de refugiados, a pesar del equipo limitado», exponen.

“Lo primero que vi fue el cuerpo del mejor amigo de mi hijo. Fue entonces cuando grité y supe que mi hijo también podría haber sido asesinado”, dijo Abu Hamada a Al Jazeera. “Minutos después encontré a mi hijo. Estaba empapado en su sangre y tirado en el suelo. Estaba gritando tan fuerte que pedía una ambulancia”.

“¿Qué hicieron para ser bombardeados de esta manera? La calle estaba llena de peatones y niños. ¿Cuántas familias en Gaza tienen un velorio hoy debido a la agresión israelí en curso? No podemos aguantar más”, reiteraba.

Los bombardeos israelíes en Gaza han agravado aún más la crisis humanitaria que vive el enclave. Tras el cierre de los cruces fronterizos como medida punitiva hacer algunos días, la Franja se quedó sin el combustible necesario para operar su única central eléctrica, por lo que los más de dos millones de habitantes de Gaza cuentan únicamente con cuatro horas de electricidad al día y los servicios básicos operan de manera muy limitada.

Tras ello Pablo Iglesias no se ha mordido la lengua: «Los bombardeos israelíes en Gaza han agravado aún más la crisis humanitaria que vive el enclave. Tras el cierre de los cruces fronterizos como medida punitiva hacer algunos días, la Franja se quedó sin el combustible necesario para operar su única central eléctrica, por lo que los más de dos millones de habitantes de Gaza cuentan únicamente con cuatro horas de electricidad al día y los servicios básicos operan de manera muy limitada».