fbpx
INTERNACIONAL

Los asaltantes del Capitolio colocaron dos bombas caseras la noche anterior 

El FBI ha dado a conocer que se encuentra a la búsqueda y captura a la persona o personas que colocaron dos bombas caseras en las inmediaciones del Capitolio.

El FBI ha ofrecido una recompensa de 100.000 dólares a cambio de información que permita detener a los responsables de la colocación de los artefactos en las inmediaciones del Capitolio el día previo al asalto.

Según los medios locales e internacionales se indica que los dos explosivos se pusieron en la tarde del 5 de enero, el día anterior al asalto de Capitolio, entre las 19:30 y las 20:30 horas.

A través de los datos recopilados por el FBI el sospechoso que colocó las bombas calzaba unas zapatillas Nike Air Max Speed ​​Turf de color amarillo, negro y gris.

Tal y como publica la CNN, «las bombas tenían 20 centímetros de largo. Se habían fabricado con acero galvanizado, rellenándolas con polvo explosivo e instalando temporizadores».

Capitolio

Tras el hallazgo los agentes del FBI llevan semanas investigando los restos de estos aparatos en su laboratorio de Virginia.

Las bombas caseras se descubrieron con unos minutos de diferencia alrededor de la 1 p.m., hora local, el 6 de enero. Justo en el momento en que una multitud de seguidores enojados del presidente Donald Trump irrumpió en el Capitolio, ha expuesto la cadena CNN.

Imagen

Por este motivo los investigadores consideran la posibilidad de que los dispositivos fueran parte de un plan para desviar recursos policiales del Capitolio.

A su vez, el FBI ha detenido a una de las asaltantes que presuntamente robó el portátil de Pelosi.