20 Jun 2024

Blog

Lo que tu voto puede hacer por el medioambiente
MEDIO AMBIENTE, POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

Lo que tu voto puede hacer por el medioambiente 

Queda muchísimo por hacer y muy poco tiempo para lograrlo, pero todavía hay opciones. Y todas pasan por no tener a pirómanos al volante. 

Juan Teixeira

Queda muy poco para una nueva cita electoral crucial como pocas. El 23J nos jugamos la que podría ser la última esperanza de poder mitigar los peores impactos del cambio climático y adaptarnos a tiempo a una nueva realidad climática que ya no es parte de un futuro distópico, sino el preocupante presente. 

Récords de temperaturas máximas por medio planeta, océanos y mares hirviendo, deshielo masivo en los polos, pérdida imparable de biodiversidad, desertificación… nos encontramos en un escenario más complicado que el mostrado por las peores previsiones científicas de los últimos años. Sin duda el cambio climático está fuera de control. Y sin duda un gobierno de un color u otro no solucionará nada de por sí. Pero puede suponer una gran diferencia. 

Mientras por ejemplo Vox niega directamente el origen antropogénico del cambio climático y propone derogar todas las medidas medioambientales aprobadas hasta ahora, el PP antepone la economía a la defensa del medio ambiente. Si el próximo Gobierno resultante estuviera compuesto por estos dos partidos, sin duda sería una noticia terrible para todas, puesto que las posibilidades de adaptarse al nuevo escenario climático en el que ya hemos entrado desaparecerían. Medidas como aumentar el regadío, reducir el IVA a la carne y los combustibles fósiles o promocionar la caza son decisiones similares a regar con gasolina una hoguera en el salón de nuestra casa. 

Si bien es cierto que el otro posible Gobierno resultante del 23J (compuesto por PSOE, Sumar y otras fuerzas progresistas) no solucionaría nada de por sí, al menos supondría un balón de oxígeno que nos permitiría seguir luchando desde los colectivos sociales por un futuro habitable. Queda muchísimo por hacer y muy poco tiempo para lograrlo, pero todavía hay opciones. Y todas pasan por no tener a pirómanos al volante. 

A continuación resumimos algunas de las medidas medioambientales propuestas por los cuatro principales partidos políticos a nivel estatal.

PSOE

Los socialistas basan su programa medioambiental en el continuismo, apostando por la adaptación climática pero sin propuestas valientes de mitigación. Durante toda la campaña se ha ensalzado la gestión del ministerio de Teresa Ribera, uno de los más activos de la última legislatura.

Todo lo relacionado con el cambio climático aparece de forma transversal en el programa político del PSOE. Sin embargo no se hace ni una sola referencia a la reducción de la quema de combustibles fósiles, que es la principal causa del cambio climático. Tampoco se habla por ejemplo de la reducción de regadíos, origen principal de la aceleración de la desertificación en el Estado español. En general, encontramos algunas medidas de adaptación a esta nueva realidad, aunque muy lejos de lo que necesitamos, y ninguna medida realmente valiente para mitigar los efectos a medio y largo plazo. 

– Más renovables

– Movilidad sostenible

– Ausencia de compromisos reales

– Ciudades saludables

– Rehabilitación de viviendas

PP

Los populares tiene clara su posición: primero la economía y después, de lejos, el medioambiente. Eso sí, lo que proponen es defender la economía del 1% de la población, a costa del 99% restante y la sostenibilidad de todo el territorio. 

Resulta difícil de entender que ante la crítica situación medioambiental que vivimos, uno de los principales partidos del Estado proponga medidas que son claramente acelerantes de este proceso que está convirtiendo nuestro hogar en inhabitable. Un ejemplo evidente es la decisión de aumentar las áreas de regadío, cuando en la actualidad ya están muy por encima de la capacidad hídrica real, lo que supone acelerar el proceso de desertificación para el beneficio último de un pequeño número de empresarios. 

Lo mismo ocurre con otra de las medidas propuestas por el PP, reducir el IVA a la carne. El consenso científico es total a este respecto: es imprescindible la reducción en el consumo de carne para poder mitigar los efectos del cambio climático, debido principalmente a la enorme huella ecológica que supone. España ya es uno de los países del mundo que más kilogramos de carne consume por habitante, y sin embargo el PP propone que se aumente todavía más. Una vez más, un suicidio ecológico para beneficio de un pequeño número de empresarios. 

Y podríamos seguir con más medidas ecocidas y negativas para la mayoría de la población, como por ejemplo la promoción de la caza (que afecta gravemente a la biodiversidad), nuevos impuestos a las energías renovables o acabar con la excepción ibérica en el mercado eléctrico. 

– Más regadío

– Más caza y menos lobos

– Reducir el IVA a la carne

– Ralentizar la aplicación del Pacto Verde Europeo

– Tasa para a las renovables

– Acabar con la excepción ibérica

– Más aviones y más coches

Sumar

A pesar de estar todavía lejos de las medidas óptimas para reducir los impactos del cambio climático, el partido de Yolanda Díaz presenta sin lugar a dudas el programa más completo de los cuatro en materia medioambiental. 

Las propuestas incluyen desde reducir la jornada laboral, nuevos impuestos a las empresas fósiles y de artículos de lujo o limitar los vuelos nacionales hasta otras todavía más valientes y novedosas en el panorama político internacional como «un cambio en el modelo de crecimiento». 

Sumar apuesta además por subir desde el 32% actual hasta el 55% el objetivo de reducción de emisiones para 2030, así como también hacer una defensa y promoción de las energías renovables, a la vez que “se asegura la preservación del paisaje y del modelo tradicional de producción en el medio rural” .

– Impuesto a la industria fósil y a los lujos de los ricos

– Mejorar los objetivos climáticos

– Reducir la jornada laboral

– Prohibir los patrocinios de combustibles fósiles

– Más renovables respetando la biodiversidad

– Movilidad sostenible

– Detener las nuevas inversiones y subvenciones al gas natural y a otros combustibles fósiles

– Estrategia estatal contra el greenwashing

VOX

Para el partido de extrema derecha el cambio climático no es más que una conspiración judeomasónica inventada por ecologistas radicales que quieren implantar la Agenda 2030 para acabar con la unidad de España (o algo así). 

Los de Abascal se aferran ideológicamente al negacionismo climático para defender los intereses económicos de los empresarios que están detrás de la creación y financiación del partido. Y es que las medidas necesarias para la mitigación del cambio climático pasan obligatoriamente por reducir por ejemplo la quema de combustibles fósiles o el consumo de carne. En general, la única opción que tenemos de lograr un planeta habitable para las próximas generaciones pasa por cambiar el modelo actual, reduciendo el consumo y redistribuyendo la riqueza, lo que supondría la pérdida de la posición de poder para un pequeño número de millonarios, que utilizan a partidos de extrema derecha como VOX para mantener su posición de privilegio a toda costa. 

Así, las propuestas del partido ultraderechista se centran en derogar todo avance logrado en los últimos años, seguir explotando combustibles fósiles, revertir la prohibición de vender coches de gasolina y diésel a partir de 2035, potenciar el turismo, usar centrales de carbón y gas, construir más centrales nucleares, sacar a España del mayor acuerdo climático a nivel mundial, aumentar regadíos como los que destruyen Doñana o derogar la ley que reconoce la personalidad jurídica del Mar Menor. Sin duda un buen acelerón hacia el abismo. 

– Derogar las medidas y leyes medioambientales actuales

– Más combustibles fósiles

– Más caza, regadío y toros

– Suspender el Pacto Verde Europeo

– Más turismo e industrias contaminantes

– Más centrales de carbón