fbpx
20 May 2022
DESTACADA, PRINCIPAL

Vídeo | «Váyanse a la mierda con lo de que lo de las UCIS lo soluciona Amancio Ortega»: Iglesias arremete contra los que hacen negocio con la pandemia 

Pablo Iglesias ha criticado el negocio pernicioso que se está haciendo con la pandemia.

Pablo Iglesias comenzaba su intervención en Rac 1 asegurando que «aquí, yo creo, que hay un debate sobre… Es verdad que esto, potencialmente, es un negocio. Imaginad lo que están facturando las grandes farmacéuticas a nivel mundial».

«Es increíble, increíble y además, buena parte de las investigaciones inicialmente se financian con dinero público», aseguraba.

Copia de La derecha no tiene problema en incorporar incluso a la extrema derecha 1080 x 700 px 1080 x 600 px 23

«Esto es muchísimo dinero. Imaginad lo que supone tener una empresa que fabrique test de antígenos, que solo funciona en el mercado privado, y lo venden en las farmacias. Esto es impresionante», continuaba.

Ante esta tesitura el exvicepresidente del Gobierno de España presenta dos variables: «el gestor público puede tomar dos decisiones, puede decir, ‘mire usted, aquí en este ámbito, las posibilidades de obtener rendimiento mercantil van a ser limitadas, es decir, esto de las vacunas, que tienen patentes tratándose de algo que afecta a la seguridad mundial y si hay un montón de países que no pueden comprar la vacuna, el problema no lo tienen solamente esos países. Lo tengo yo porque el virus sigue circulando y cada invierno me puede llegar a una variante nueva».

«Por lo tanto, liberemos la patente y por lo tanto, vacunas gratis para todo el mundo, porque el que sean gratis no es regalarlas. Es básicamente no actuar con un egoísmo absoluto. Es decir que solamente si se está vacunado la población del conjunto del planeta podemos controlar que no lleguen nuevas variantes».

A continuación pasaba a analizar los servicios sanitarios, que asegura que actualmente son «un negocio enorme». «Imagínate si tú te montas una clínica que hace PCR, pues vas a ganar muchísimo dinero, pero aquí de lo que se trata es de que el gestor público tenga la responsabilidad suficiente para hacer algo que es muy evidente».

«¿Porqué están colapsados los centros de salud?», se cuestionaba. «Hombre, pues porque no hay gente suficiente, no hay gente para coger el teléfono, no hay médicos suficientes para atender a todos los pacientes que llegan, porque esto me ha pasado a mí. Mi padre ha estado hace poco en la UCI con una neumonía que no estaba provocada por la COVID, pero que si hubiera llegado en una situación de colapso, pues a lo mejor el hombre se habría tenido que morir», sentenciaba.

«Algunos dicen: ‘no esto de las UCIS te lo soluciona Amancio Ortega, Amancio Ortega, que paga muchas veces impuestos fuera de España, te dona unas cuantas máquinas y con esto ya tenemos resuelto el problema de la sanidad pública. Váyanse ustedes un poco a la mierda con este discurso, porque la responsabilidad de que los servicios sanitarios funcionen no es de las donaciones de millonarios, es una obligación de las administraciones públicas y yo creo que después de lo que hemos vivido en estos últimos años, ya va siendo hora de decir que no hay justificación para que haya menos sanitarios, para que los sanitarios estén mal pagados o para las situaciones de colapso que estamos viendo en los centros de salud y las colas en las farmacias».