fbpx
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

Iglesias denuncia cómo un antidisturbios se saca fotos con el acosador ultra Miguel Frontera 

Un juez dictó en diciembre del año pasado una orden de alejamiento contra Frontera, que no puede acercarse a menos de 500 metros de Iglesias ni de Montero

El secretario general de Podemos y candidato morado a presidir la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha acusado este miércoles a los «ultras de Vox» de ir a Vallecas «a provocar violencia» durante su acto de precampaña en el barrio madrileño.

La jornada estuvo marcada por la tensión con los manifestantes que se han acercado a la Plaza de la Constitución -‘Plaza Roja’- para boicotear el acto y protestar en contra de la presencia de los miembros del partido liderado por Santiago Abascal.

Sin embargo, una presencia llama más la atención que el resto de fascistas en Vallecas. Se trata de Miguel Ángel Frontera, un activista de la ultraderecha, simpatizante y votante de Vox que acudía a concentraciones de acoso a zona de la vivienda de Irene Montero, Pablo Iglesias y sus hijos con un vehículo cargado de banderas, cacerolas y carteles.

Así lo denuncia el propio Iglesias en su cuenta de Twitter: «Este ultraderechista, Miguel Frontera, tiene una orden de alejamiento por acosar a mi familia y será juzgado por ello».

En la foto que adjunta el candidato llama la atención como Frontera se saca una fotografía con un miembro de las Unidades de Intervención Policial después de insultar a los Vallecanos. Sobre ello señala Iglesias que «esta foto dice mucho de lo que está pasando».

La orden de alejamiento de Frontera

Un juez de Collado Villalba (Madrid) dictó en diciembre del año pasado una orden de alejamiento contra Frontera, que no puede acercarse a menos de 500 metros de Iglesias ni de Montero y tampoco comunicarse con ellos directamente ni a través de terceros.

MIguel Frontera

Miguel Frontera está investigado en el Juzgado número 1 de Primera Instancia e Instrucción de Collado Villalba por cinco delitos: coacciones, acoso , desobediencia a agentes de la autoridad, injurias y revelación de secretos, este último porque el 12 de julio pasado se encaramó a un sitio elevado para tomar imágenes del interior de la vivienda.

«Miguel Frontera Díaz se habría presentado de manera frecuente en la puerta del domicilio de Pablo Iglesias e Irene Montero profiriendo improperios, exhibiendo carteles con frases injuriosas, subiendo vídeos a Twitter y Youtube y realizando publicaciones en Facebook, con similar contenido, así como realizando una grabación el 12 de julio de 2020 con su teléfono móvil, al interior de dicho domicilio, y deambulando por las inmediaciones del mismo», relata el juez en el auto.