23 May 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

El vaticinio de Pablo Iglesias sobre Pegasus, que se cumple: «La imagen de la democracia española está destruida» 

Tras anunciar que Robles y Sánchez han sido espiados con Pegasus se ha tornado en plena actualidad el vaticinio de Pablo Iglesias.

«A ningún líder político o social del independentismo catalán o vasco o de Podemos le puede sorprender que le espíen», comenzaba asegurando Iglesias.

Es por este motivo que considera «la imagen de la democracia española está destruida por un Estado profundo capaz de conspirar y actuar contra los que considera rojos separatistas, capaz de actuar contra ministros del gobierno».

Iglesias

En Rac 1Pablo Iglesias contextualiza la situación: «repasemos la Comunicación de Moncloa. Moncloa primero dice, no se espía. Después dice, en España se espía pero se espía bien, se espía con autorización judicial y, por lo tanto, se espía a independentistas ‘que quiere que yo le diga si usted hace barricadas y declara la independencia’. Hoy tenemos la tercera parte de la educación que dice que la propia Margarita Robles y el Presidente del Gobierno han sido víctimas del espionaje».

«A partir de ahí se introduce un elemento muy llamativo, que es como que esto viene de fuera, aunque no se termina de aclarar, se dice, aunque digamos que no se termina de ajustar el matiz, que esto es ajeno a los organismos estatales y no tiene orden judicial. Aquí hay una contradicción extraña, ya que es evidente que si viene desde fuera de España sobra decir que no tiene autorización judicial. Si se dice que no tiene autorización judicial, parece que implícitamente se vendría a decir que si viene desde dentro, que, por otra parte, cualquier analista con cónclaves diría pues… ¿A quién le puede interesar en esa fecha concreta espiar a miembros del Gobierno?», continúa.

«A partir de aquí hay dos hipótesis. Demos por buena la hipótesis de que esto viene de fuera, sin saber muy bien qué es lo de fuera. Si el CNI no ha sido capaz de proteger los teléfonos móviles del Presidente del Gobierno y de la propia Ministra de Defensa, creo que es evidente que la máxima responsable del CNI, que es la Ministra de Defensa, digamos, está en una situación insostenible», sostiene Pablo Iglesias.

«Segunda hipótesis. Si los que han espiado a través de Pegasus son agentes de la seguridad del Estado del CNI o miembros de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, actuando fuera de la ley y de manera irregular, los responsables políticos de esos agentes, sea el CNI o fuera, eventualmente, otros cuerpos dependientes del Ministerio del Interior, creo que es evidente que no pueden seguir en sus cargos por una cuestión de seguridad».

«La primera obligación de un ministro del Interior y de una ministra de Defensa es proteger al Presidente del Gobierno. Si no han podido proteger el teléfono móvil del Presidente del Gobierno, por mucho que se coloquen también como víctimas, creo que su situación es insostenible», concluye Pablo Iglesias.