30 Jun 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Desmontando a Vox, que falsea datos oficiales para azuzar el miedo a la inmigración en Andalucía 

El medio EPE ha desvelado las falsedades de Vox contra la inmigración en Andalucía.

El líder de Vox, Santiago Abascal, recuperó este lunes para la precampaña andaluza la teoría del “gran reemplazo” del supremacismo blanco en un acto de la Fundación Disenso.

En este acto, además, se presentó un informe, ‘Mitos y Realidades sobre la Inmigración en España’ con datos que no se pertenecen a los recogidos en las estadísticas oficiales y que pretende relacionar inmigración y criminalidad.

image 69

Desde la Fundación Disenso no contestaron a la pregunta de EPE sobre el origen de los datos incluidos en ese informe y para los que no figura ninguna fuente oficial en el documento, «aunque este periódico ha podido comprobar que son datos por condenas e infracciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2020».

A pesar de que Vox trata de construir su relato el medio concluye que a partir de esos datos «la mayoría de condenados extranjeros son de otros países de la UE».

El informe, de 36 folios, incide en dos ideas, vincula inmigración y delincuencia, que, según ellos, atenta contra la misma idea y praxis del Estado de Bienestar.

«El portal estadístico de criminalidad del Ministerio de Interior señala que en Andalucía, en el balance de 2021, se cuentan un total de 314.894 infracciones penales, con 16.798 investigados y detenidos de origen extranjero, lo que arrojaría un porcentaje del 5,3%. Veinte puntos por debajo del dato que utiliza Vox», apunta el medio.

«Desde el Ministerio insisten además en que no es ni siquiera riguroso utilizar el origen para hacer estadísticas de los delitos, porque puede haber nacionales de origen extranjero y españoles nacidos fuera del país, por lo que no se considera fiable para discriminar las cifras la estadística del INE. El dato más fiable, aseguran desde el Gobierno, para establecer paralelismos es utilizar la cifra total de criminalidad y la llegada de inmigrantes», recoge EPE.

Teoría del gran reemplazo

Estos datos trataron de aupar la teoría conspiracioncita que promovió Abascal. El gran reemplazo” es el nombre de la teoría conspirativa surgida del libro homónimo de Renal Camus. En su obra estrenada en 2011, el polémico escritor francés sostiene la existencia de una élite global que conspira para sustituir a la población blanca, cristiana y europea.

La teoría del “gran reemplazo”, o la gran sustitución, asegura que la migración masiva aspira a sustituir a la población blanca.

Esta oscura teoría racista plantea que negros, hispanos, judíos o musulmanes u otros posibles grupos sociales, buscan reemplazar a los blancos cristianos, quitarle sus vidas, eliminar su raza e incluso su religión, su poder. Los «otros», las personas que no son blancas, son «invasores».

“Es la idea más inspiradora de violencia masiva en los círculos de supremacistas blancos en este momento”, dijo al Times Heidi Beirich, cofundadora del Proyecto Global contra el Odio y el Extremismo. “Esta idea en particular ha reemplazado a casi todo lo demás en los círculos de la supremacía blanca para convertirse en la idea unificadora a través de las fronteras”, agregó.

Durante un acto de la Fundación Disenso, el think tank de Vox, en Almería, Abascal aseguró que “cada vez más españoles y más europeos se sienten extraños en sus barrios de toda la vida, y cunde una sensación de desconcierto y de desposesión, de pérdida de control de sus propias vidas”.

Para el líder de Vox, muchos españoles “viven en la inseguridad cultural porque el multiculturalismo, que decían que era la panacea y la solución, solo ha provocado el auge del fundamentalismo islámico, con imanes radicales, con intolerancia hacia mujeres y homosexuales y con formación de guetos”.

En su discurso de este lunes Abascal también habló de la existencia de una “inseguridad social” porque “las políticas de cohesión social e igualdad han quedado en jaque por la inmigración masiva e ilegal que ha tenido como consecuencia que las familias hayan perdido cada vez más poder adquisitivo”.

“Nosotros no queremos ni la España del desasosiego, ni la España de los machetazos. Queremos una España tranquila en seguridad y orden, una España alegre como en la que han vivido nuestros padres, sin velos, sin acoso a nadie por su orientación sexual”, añadía.

Finalmente el líder de Vox llamó a “recuperar la soberanía” que, a su juicio, “no es otra cosa que la capacidad de decidir” el futuro sin que “nadie diga desde fuera cuáles deben ser en España” las leyes o “cómo defender las fronteras”.

Descenso de la criminalidad

En el periodo de 2018 a 2021, Andalucía ha registrado un descenso de su tasa de criminalidad, pasando del 39,9 al 37,2. Ello a pesar de que el propio informe de Vox señala como un problema el crecimiento de la inmigración en España.

En el Instituto de Estadística de Andalucía (INE) los últimos datos disponibles que permiten discriminar cifras por nacionalidad y delitos son de 2020, año de la pandemia, y arrojan una caída en picado de las condenas por todos los delitos. Las cifras de Interior insisten además en que en Almería no se refleja ningún problema de inseguridad.

Abascal azuzó en Almería “el miedo” en los barrios más pobres “por el aumento de agresiones, violaciones, bandas, ocupaciones y narcotráfico” y se jactó de que Vox es el único partido que habla de esta realidad pese a las acusaciones de los medios de comunicación que los acusan de generar racismo y xenofobia. El líder de Vox sostuvo que en Almería “el 35%” de los delitos son cometidos por inmigrantes, un dato muy por encima de la media nacional.

Los expertos consultados por EPE señalan que «el problema no es la raza o el origen de las personas, sino la situación de exclusión de muchos extranjeros en España. El 82% de las personas extranjeras en España vive en riesgo de pobreza o exclusión social frente al 18% de nacionalidad española».