01 Oct 2022
DESTACADA

PP, Cs y Vox aprueban en Alicante sancionar con hasta 3.000 euros la mendicidad 

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes sancionar con hasta 3.000 euros la mendicidad.

En sesión extraordinaria y telemática el pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes sancionar con hasta 3.000 euros la mendicidad.

A esta nueva ordenanza la han titulado como normativa de Convivencia Cívica. Esta ha tenido el rechazo de PSPV, Compromís y UP, que sostienen que el texto hace una ciudad «más cruel».

template 9

La norma ha sido aprobada en su texto enmendado en la anterior Comisión de Presidencia por las propuestas de Cs y sin integrar las once alegaciones de Unides Podem-EUPV que habían llegado a la sesión de este martes.

La ordenanza municipal, que establece sanciones de hasta 1.500 euros por conductas consideradas incívicas, obedece a un pacto de PP y Ciudadanos con Vox para aprobar los presupuestos municipales. En caso de que la mendicidad se practique con menores o de personas con discapacidad, la sanción subirá hasta los 3.000 euros.

Desde PSPV, Compromís y UP afirman que esta normativa «persigue a los más vulnerables y que así Alicante se convierte en una ciudad más inhumana, triste y cruel».

«Son unos mentirosos y unos cínicos. Nosotros somos los únicos que hemos trabajado y ayudado a las personas más vulnerables porque ustedes (PSPV, Compromís y UP-EUPV) las dejaron en manos de las mafias al derogar la anterior normativa. No hicieron nada y ahora están en el momento de poder ayudarles», ha indicado el concejal de Seguridad, José Ramón González.

Por su parte, la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez (Cs), ha sostenido que este equipo de gobierno «ha apostado por dar un marco jurídico a nuestra Policía Local para que pueda actuar frente a actos incívicos que a ningún vecino le gusta encontrarse a las puertas de su casa, ni en su calle ni en su barrio».

Los partidos del gobierno valenciano (PSPV-Compromís-Unides Podem) han lamentado la aprobación de la ordenanza de convivencia del Ayuntamiento de Alicante (PP-Cs) al considerar que supone «volver a la ley de vagos y maleantes».

El socialista Manolo Mata ha advertido que es una medida «vergonzosa y aporófoba» y ha acusado al bipartito de Alicante de querer volver a «la ley de vagos y maleantes del franquismo». «

Esto hay que pararlo (…) No podemos criminalizar a las personas más vulnerables», ha reivindicado.