07 Oct 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Desmontando a Manuel Hernández: El líder ultraderechista de la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte 

En los últimos días a través de los medios y las redes se ha popularizado la figura de Manuel Hernández, presidente y portavoz de la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte.

El pasado viernes el foco volvía a centrarse en Hernández que, tras mantener una reunión con Raquel Sánchez, declaraba que se negaba en rotundo a aceptar las “migajas” que previamente sí habían recibido el visto bueno del Comité Nacional del Transporte.

A raíz de las últimas protestas en Madrid ante el Ministerio de Transportes, Hernández, se ha convertido en la diana de críticas y señalado como ideológicamente ultraderechista y afín a VOX.

image 118

Por su parte, el portavoz de la Plataforma, se ha escudado en el manido discurso del manifestante apolítico. «Nosotros somos rotundamente apolíticos. Ni de ningún sindicato, ni de ningún colectivo gubernamental, de esos subvencionados», dijo en una intervención recogida por El Periódico.

Sin embargo, en redes sociales de ha puesto de manifiesto que ya fue cazado en un acto de VOX recientemente:

También se ha desvelado que en sus redes Manuel Hernández ha compartido de forma recurrente en sus redes personales publicaciones del partido, como una intervención del diputado de Vox Juan Luis Steegmann en la que definía la manifestación del 8M como un «infectódromo feminista» o calificaba al Gobierno de «plaga contra la vida».

En sus redes personales, además, se han podido rescatar una retahíla de insultos dirigidos a dirigentes como Pedro Sánchez, al que llama «rastrero» y «sinvergüenza», o a Pablo Iglesias, a quien tilda de «deshecho humano».

Los pinitos políticos de Manuel Hernández, indica Público, comienzan en 2015, cuando ocupó el puesto número doce de la candidatura del Partido Independiente de Hellín (PIH), una formación minoritaria de derechas que nunca ha obtenido representación en el ayuntamiento hellinero.

image 117

Antes de convertirse en activista político, Hérnandez, además creó una empresa. En octubre de 2010 fundó Transportes Manolín e Hijos Sociedad Limitada, que se constituyó con un capital de 60.000 euros y en la que, pese al nombre familiar, figuraba como administrador único.

No obstante, en las últimas cuentas presentadas en el BORME registró unas ganancias de 22.255,43 euros, una facturación de 812.208,49 euros y unas deudas de 308.762,77 euros. Por lo que en septiembre de 2018, Transportes Manolín entró en concurso de acreedores y acabó siendo liquidada

A raíz de esto, en redes sociales, se le ha acusado de no pagar a sus chóferes. Algo que él ha negado.

“Manolo no vive del transporte, Manolo no tiene ningún camión, ni empresa a su nombre, Manolo no pagó a sus trabajadores, Manolo convocó un paro dejando fuera a 227.000 asalariados. Pero por algún extraño motivo, tú crees que Manolo es un defensor del sector”, declaraba Basilio al respecto.