30 Jun 2022
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

«Lo de Andalucía ha sido el triunfo de los medios de comunicación»: críticas a Ferreras y a la prensa por su campaña a Juanma Moreno 

Los andaluces han acudido por décimosegunda ocasión a su cita con las urnas para elegir a sus representantes en el Parlamento de Andalucía.

Por primera vez desde la consecución de la autonomía, los ciudadanos han ejercido su derecho al voto tras una legislatura caracterizada por la existencia de un gobierno de alternancia.

El PSOE había gobernado en la comunidad desde 1982 hasta 2018, ganando todas las elecciones salvo la convocatoria de 2012, aunque consiguió mantener el ejecutivo tras un gobierno de coalición con IU.

Las pasadas elecciones autonómicas de 2018 supusieron un cambio político en Andalucía, debido a que el PP consigue formar gobierno en coalición con Ciudadanos.

image 75

En esa ocasión el líder popular, Juan Manuel Moreno, se convirtió en el nuevo presidente andaluz, algo que no pudo conseguir Javier Arenas tras la victoria del PP en la convocatoria de 2012. 

Juan Marín, líder de Ciudadanos, sería el vicepresidente regional. El PSOE, por su parte, pasa por primera vez a la oposición a pesar de ganar las elecciones. No obstante, obtuvo su peor resultado electoral en Andalucía tras el desgaste de treinta y seis años continuados de gobierno y el azote de importantes casos de corrupción.

Las elecciones andaluzas del 19 de junio de 2022, convocadas con varios meses de anticipación, se insertan en ese contexto. Los andaluces estaban llamados a las urnas para decidir la continuidad o no del gobierno del Partido Popular.

De esta manera, los resultados de esta cita electoral sirven para mostrar el grado de respaldo de los ciudadanos al primer gobierno de derecha en la comunidad, así como para calibrar la fuerza electoral del PSOE en su tradicional feudo.

En cuanto al apoyo a candidaturas, el PP consigue el mejor resultado de su historia con un importante aumento de votos, al obtener un 43,13%, alcanzando así la mayoría absoluta en el Parlamento de Andalucía con 58 escaños de los 109 que lo integran.

Este registro rompe las previsiones electorales, ya que, si bien las encuestas previas apuntaban a una importante victoria popular, el escenario de la mayoría absoluta no era contemplado.

El PSOE obtiene su peor resultado histórico, con un 24,09% de los votos y 30 escaños, continuando la tendencia de declive del partido en la región y bajando de nuevo su suelo electoral.

Vox mejora ligeramente sus resultados en Andalucía con un 13,46% y 14 escaños. Ciudadanos se hunde electoralmente llegando solo al 3,29% de los votos, convirtiéndose así en extraparlamentario. Por Andalucía alcanza el 7,68% de los votos y 5 escaños, mientras que Adelante Andalucía se sitúa en el 4,57% y en 2 escaños.

Críticas a los medios de comunicación

Tras los resultados a través de redes sociales se puso de manifiesto un descontento tácito contra los medios de comunicación y en concreto contra Ferreras, ya que, dicen, han estado haciendo campaña por Juanma Moreno.

Esto, exponen, refleja como los medios siguen teniendo la capacidad para colocar gobiernos y hundir partidos a su discreción: