fbpx
DERECHOS Y LIBERTADES, DESTACADA

El milagro de Cartagena: siete familiares del líder local del PP consiguen empleo en el ayuntamiento 

Dos hermanos, dos cuñadas, dos primos y su mujer trabajan en el consistorio

El actual portavoz del Partido Popular en la Asamblea de Murcia y presidente local de la formación política, Joaquín Segado, ha sido noticia esta semana al desvelarse que tiene al menos siete familiares empleados en el Ayuntamiento de Cartagena: dos hermanos (entre ellos el exdiputado autonómico y exsenador Domingo Segado), su mujer, dos cuñadas (la hermana de su mujer y la mujer de su hermano) y dos primos.

Segado no lo ha negado aunque ha aclarado que alguna de estas personas estaba ya vinculada al consistorio antes de que él tuviera edad de votar y que su hermana ya tiene vinculación contractual con el ayuntamiento, tal y como recoge El Confidencial.

El pasado 12 de junio, el PP volvió a recuperar la alcaldía el pasado 12 de junio, cuando Noelia Arroyo fue elegida primera edil en cumplimiento de un acuerdo de alternancia con seis concejales expulsados del grupo socialista.

Cartagena 1

Su llegada al poder coincidió con la publicación de la bolsa de economistas, cuyo acceso consistía en un concurso de méritos acompañado de una prueba práctica, con lectura pública ante el tribunal que deshacía el anonimato de los aspirantes. Un funcionario designado por el equipo de gobierno ejercía de presidente del tribunal.

En dicha bolsa de economistas aparecen los hermanos de Joaquín Segado entre los tres mejor puntuados, para la que han sido seleccionadas 10 personas que podrán ser adscritas al área de Hacienda del consistorio. La cuarta es hija de un alto funcionario del consistorio  y el quinto es pareja de un dirigente local de Comisiones Obreras.

El Confidencial se ha puesto en contacto con Noelia Arroyo para conocer detalles sobre ese proceso de selección. Su entorno insistió en que Arroyo se ha enterado «a través de la prensa» de la existencia de la bolsa y su resultado y aseguró que ella «no decide quién se presenta a las bolsas de trabajo ni decide los tribunales, le guste o no o le pueda perjudicar políticamente».

«Su obligación es aceptar el procedimiento siempre que se haya hecho con rigor y ajustado a derecho». «Segado no tiene cargo en el ayuntamiento. El que acuse de irregularidades lo que debe aportar son pruebas. Ha sido un proceso limpio y trasparente», añadieron.

Parece que de las 10 personas que debían incorporarse al trabajo de momento solo firmará contrato la persona que quedó primera, por lo tanto, los hermanos de Segado no comenzarán todavía su labor. Según El Confidencial, todo indica que Arroyo ha dejado en suspenso la incorporación hasta que amaine el vendaval.

Joaquín Segado ha asegurado al citado diario que no ha participado en los procesos de selección de ninguna de las personas. «Hace muchos años que no estoy en el ayuntamiento, no he tenido nada que ver en los procesos de selección», dijo.

Sobre el hecho de tener a tantos familiares trabajando en el consistorio, explicó que alguno de ellos ya estaba allí cuando él era un niño. Sobre la presencia de su mujer y sus cuñadas, señaló que la conoció cuando accedió al cargo del concejal de Juventud y ella «ya trabajaba en la oficina de vivienda joven». Su esposa consolidó su presencia en la nómina municipal a través también de una bolsa de empleo en un proceso que se inició antes del cambio de Gobierno de 2015 y culminó en 2016. Los familiares ocupan puestos de auxiliares administrativos, de recaudación, técnicos de gestión o administrativos.

El concejal del independiente Movimiento Ciudadano por Cartagena (MC Cartagena), Jesús Giménez Gallo calificó de «escándalo» que, a los 14 días de la toma de posesión de Noelia Arroyo como alcaldesa, los hermanos del presidente de su partido en Cartagena y portavoz en la Asamblea Regional obtengan dos de las plazas de economista que se ofertaron por el ayuntamiento.

Giménez Gallo señaló que «cuesta confiar en el procedimiento porque hay sobrados ejemplos de corrupción y nepotismo en el PP, y además es conocido que Joaquín Segado (quien no tiene estudios medios ni superiores) ocupó el cargo de Presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena (el de mayor remuneración en el sector público de esta comunidad autónoma) precisamente cuando dejó paso a Arroyo para ser candidata a la alcaldía. Ahora que tiene que ceder el control del partido a Arroyo, se da la afortunada casualidad de que sus hermanos obtienen estas plazas».

Además indicó que «era un secreto a voces en Cartagena» que Domingo Segado acabaría en el ayuntamiento «por su vasta formación y porque ya se había presentado hace escasas fechas a un procedimiento para letrado consistorial en el que no obtuvo calificación suficiente». «En la actualidad se podría hablar de que la casa consistorial de Cartagena es la ‘Casa Segado’, ironizó.