21 May 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

«Así se impone un bulo»: el hilo que explica la creación de mentiras con el ejemplo de lo ocurrido con la hermandad de la Estrella en Granada y la supuesta agresión de los “menas» 

El politólogo Fran Delgado ha explicado como se impone un bulo.

Fran Delgado, politólogo, ha utilizado el ejemplo de lo ocurrido con la hermandad de la Estrella en Granada y la supuesta agresión de los “menas» para explicar como se impone un bulo.

template 2

«Hoy en el curso de ética periodística y sin vergüenza política vamos a aprender cómo se impone un bulo a la realidad a través de la mentira teniendo como ejemplo lo ocurrido con la hermandad de la Estrella en Granada y la supuesta agresión de los ‘menas'», ha iniciado.

«Primero, un concejal se hace el listo y lanza el bulo en redes sociales en el que indica que unos ‘menas’ lanzaron objetos contra una procesión, cosa que le sirve para exponer todo su discurso xenófobo y de odio», inicia.

«Un libelo digital suprafinanciado por instituciones gobernadas por la derecha se hace eco de la noticia, alineándose con el discurso de odio y añadiendo el sensacionalismo suficiente que garantice el retorno de un fuerte clickbait», continúa.

«Otros digitales se suman a la difusión de la mentira. (Imagen 3) Siguiente acto, comienza la guerrilla. Cuentas con importante volumen de followers de ultraderecha difunden el fake que se va multiplicando exponencialmente», prosigue.

«Llegan los desmentidos. Periodistas que lo hacen saber en redes», sin embargo, «medios serios lo niegan …hasta la propia cofradía se desvincula de la noticia».

«Lo normal ahora sería una rectificación», pero no ocurre así.» Antes al contrario, no sólo no niegan el bulo, sino que vuelven a difundirlo desde otras cuentas del partido con sus mensajes racistas y xenófobos o incluso negando la evidencia de las propias noticias».

«Ya está hecho todo. La viralidad en redes sociales, las acciones de los boots y cuentas sincronizadas, canales de Telegram y demás harán el resto. Te llegará al WhatsApp, ocupará espacios en radios, televisiones y en el bar te encontraras a cualquier cuñao en la barra diciendo: ‘¿Viste lo de los menas en Granada? Eso no se puede consentir. Hay que hacer algo con esta gente'».

«O peor aún, el fake llega al Congreso de los Diputados creando un problema político de una situación inexistente, como ocurrió, por ejemplo, con los caseteros. Así se usa la mentira y el bulo como arma política, difundiendo odio ‘contra la agenda globalista social-comunista’ ¿WTF? Marcan la agenda política, se manipula el debate social y se construye una hegemonía cultural contra la que es difícil luchar en estos momentos», concluye y lamenta.

«Las fake news son eficaces en la lucha ideológica»

Desde la irrupción de Podemos en los albores del 15M se comenzaron a difundir ideas como que «los de podemos le van a expropiar la segunda vivienda», entre otras muchas.

El exvicepresidente de Pablo Iglesias en RAC 1 explicaba como funciona esta estrategia: «Creo que hay un cambio de paradigma mucho más peligroso. Creo que la gente no busca credibilidad, busca confirmación ideológica y eso, yo creo, que es la clave de la efectividad de las Fake News·, comenzaba profiriendo Pablo Iglesias en la radio catalana.

«No estamos en una época donde exista predominantemente un espectador medio o un votante medio», porque «la pluralidad de dispositivos culturales para que determinados grupos sociales se socialicen», continuaba.

«Existen plataformas que juegan con el algoritmo a la hora de conocerte con los datos y saber qué tipo de oferta cultural te puede interesar. Eso crea una sociedad donde no se busca tanto la información más verdadera, más verificable, sino una confirmación de lo que tu piensas».

Esto conlleva a que haya «muchos más clicks en una noticia que sea falsa, pero que de alguna forma confirma ,mediante un escándalo, mediante una noticia provocadora, una cosa que tú piensas», proseguía.

«Esa es la clave del peligro de lo que estamos viviendo, es como uno podría preguntarse, ¿por qué la ultraderecha miente tanto?, ¿por qué difunden bulos?», se cuestionaba Iglesias.

La respuesta la ejemplificaba utilizando a Alvise, quien «un año después volvía a utilizar un bulo desmentido en el que aparece un señor dando una paliza, que es un atacante de raza negra, y decían que esto lo estaban haciendo los migrantes que hay en Canarias, pero era un video de Guayana».

«O sea que no tenía nada que ver con con Canarias y la noticia se había desmentido, pero vuelve a utilizar el video otra vez porque porque es enormemente efectivo», concluye.

«La mentira es más eficaz políticamente que la verdad, ópera ideológicamente de una manera mucho más eficaz que la verdad. Eso es un cambio de paradigma que se ha revelado con Trump. ¿Sabe cómo alguien puede pensar que los estadounidenses se creen todo lo que dice Trump? Claro que no. Mucha gente sabe que es un mentiroso y sin embargo le votaban masivamente porque lo que se busca es una suerte de placer ideológico, de placer por ese espectáculo, que Trump genera de placer en su propia mentira de placer, en su propia provocación, que tienen mucho que ver con lo que significó el fascismo en su momento, que exponer una serie de elementos irracionales por delante de, digamos, del mínimo común denominador liberal. Que informaba sociedades mínimamente decentes y este es el peligro al que nos enfrentamos, que esto no se combate, demostrando que determinadas cosas que se dicen son mentiras», sentenciaba Iglesias.