fbpx
DESTACADA, INTERNACIONAL

Arauz, candidato de Correa, gana la primera vuelta en Ecuador, pero tendrá que ir a una segunda 

El candidato por la coalición Unión por la Esperanza Andrés Arauz, ganó la primera vuelta de las elecciones en Ecuador

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, informó la noche de este domingo, en cadena de radio y televisión, pasadas las 21:00 (hora local), que, según el conteo rápido del organismo, habrá segunda vuelta en los comicios presidenciales de Ecuador.

Andrés Arauz, el candidato por la coalición Unión por la Esperanza, respaldada por el expresidente Rafael Correa, no obtuvo los puntos suficientes para llegar en primera ronda a la Presidencia. Al balotaje (segunda vuelta entre los dos candidatos más votados) iría Andrés Arauz, el candidato de Unión por la Esperanza, coalición que aglutina al correísmo, quien conseguiría 31,50 % de los votos.

Sin embargo, hay un empate técnico por la cercanía de los resultados entre el aspirante por el partido indigenista Pachakutik, Yaku Pérez, y el abanderado del movimiento Creando Oportunidades (CREO), en alianza con el Partido Social Cristiano, el banquero Guillermo Lasso. Yaku habría obtenido 20,04% de los sufragios, mientras Lasso, quien se ha presentado en dos oportunidades anteriores como candidato presidencial, se llevó el 19,97%, de acuerdo con Atamaint.

«Se confirma nuestro rol en esta primera vuelta electoral, con un margen lo suficientemente amplio y de largo frente a los demás; también nuestros modelos de simulación nos muestran que vamos a tener una cantidad de asambleístas sustancial que nos va a permitir tener una gobernabilidad adecuada», dijo Arauz.

Una victoria esperanzadora

Más de 13 millones de ecuatorianos estaban llamados a las urnas para decidir el sucesor del presidente, Lenín Moreno. La principal alternativa al candidato impulsado por Correa era una opción de la banca, representada por Guillermo Lasso. El veterano político conservador prometió apostar por el sector privado para dinamizar el deteriorado mercado laboral.