27 Sep 2022
DESTACADA

Ayuso da luz verde a pactar y relanzar a la extrema derecha 

Díaz Ayuso ve con buenos ojos pactar con VOX.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, se ha pronunciado este martes por primera vez sobre el resultado de las elecciones en Castilla y León y ha reivindicado que el futuro Gobierno autonómico debe estar «basado en la suma de intereses».

«Espero que pronto haya un Gobierno basado en la suma de intereses, que sepamos buscar con otros partidos lo que nos une y que no nos importe lo que opine la izquierda sobre nuestros pactos», ha dicho Ayuso.

Ha considerado que debe pactarse si hiciera falta porque «el socialismo sale muy caro» y ha destacado el coste de «tener como factura un Gobierno con PSOE y Podemos al frente».

R 8

Esta postura sigue una línea clara de Ayuso que ya en un mitin en Valladolid afirmó que prefiere «pactar con el partido de Ortega Lara que con aquellos que pactan con los que lo secuestraron».

Entiende, dice, que la alianza con el partido de Abascal es una acérrima lucha contra el pasar «por el aro de la amoralidad del proyecto de Pedro Sánchez».

Ayuso ha advertido de que «España no soportaría otro lustro sanchista». «Los intereses de nuestro país y de los españoles trascienden a los partidos y cuanto más grave es la situación, más exigentes serán los ciudadanos con nuestra actitud», ha aseverado. En este contexto, ha avisado: «Los españoles no nos perdonarían estar no centrados en esto y solo en esto, nos va mucho en juego a todos».

Cabe recordar que esta semana pasada Ayuso se enzarzaba con VOX en el pleno de Madrid.

La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, relacionaba los últimos altercados que se han producido en Madrid con los menores extranjeros, a lo que Ayuso respondía que la delincuencia «no está relacionada con el origen de las personas» y les ha pedido que dejen de mezclar a los menores no acompañados con todos los problemas que ocurren en la región.

«Volvemos con el asunto de la seguridad, que no pierde oportunidad para estar con lo mismo. La delincuencia no está relacionada con el origen de las personas. No vuelvan otra vez a mezclarlo. Madrid es una región segura», lanzaba Ayuso entre los aplausos de las bancadas de la izquierda.

Ayuso defendía ahora que se tratan de «hechos puntuales de inseguridad», después de decir que en Madrid había un problema, y pedía a los de Vox que dejen de «confundir a los menas con todo», ya que estos últimos hechos se han producido a «manos de bandas juveniles españolas».

«Muchas de esas personas en el caso de bandas latinas son inmigrantes de segunda generación tan españoles como Abascal, como usted o como yo», aseguraba para zanjar que se trata de un problema de «integración» que es necesario subsanar desde las instituciones.

Entonces la gente le recordaba que «el problema Ayuso, es meterte en la cama con esa gente, luego, cuando le das poder de influir en tus políticas o los legitimizas por mucho que salgas con este discurso puede ser tarde. La confrontación con argumentos de peso y racionales es anterior a darles poder y legitimidad», expresaba un usuario.