27 Sep 2022
INTERNACIONAL, PRINCIPAL

Tortura psicológica al límite: Assange sufre un derrame cerebral en prisión 

El accidente cerebrovascular ocurrió en el momento de la comparecencia ante el Tribunal Superior a través de videoconferencia.

Tal y como desvela Daily Mail, Julian Assange ha sufrido un pequeño derrame cerebral en la prisión de Belmarsh que le dejaron el párpado derecho caído, problemas de memoria y signos de daño neurológico. Desde entonces, Assange se sometió a una resonancia magnética y ahora está tomando medicamentos contra el accidente cerebrovascular.

La situación ocurrió en el momento de una comparecencia ante el Tribunal Superior a través de un enlace de video desde Belmarsh en octubre y se ha conocido ahora. El editor de WikiLeaks, de 50 años, está detenido en prisión preventiva en la cárcel de máxima seguridad mientras lucha contra la extradición a Estados Unidos.

Su prometida Stella Moris cree que el accidente cerebrovascular fue provocado por el estrés de la actual acción judicial de Estados Unidos en su contra y un deterioro general de su salud mientras enfrenta su tercera Navidad en la cárcel.

Moris, de 38 años, abogada, señaló al medio que «Julian está luchando y me temo que este pequeño accidente cerebrovascular podría ser el precursor de un ataque más importante. Aumenta nuestros temores sobre su capacidad para sobrevivir cuanto más se prolongue esta larga batalla legal».

«Observen a los animales atrapados en jaulas en un zoológico -señala Moris-, les acorta la vida. Eso es lo que le está pasando a Julian. Los interminables casos judiciales son extremadamente estresantes mentalmente ”, quien indica además que a Assange «le faltaba aire fresco y luz solar, una dieta adecuada y los estímulos que necesita».

«Creo que este juego de ajedrez constante, batalla tras batalla, el estrés extremo, es lo que causó el derrame cerebral de Julian el 27 de octubre», razonó la prometida de Assange.

Assange

EE.UU. y su petición

Assange enfrentó un importante revés legal el viernes cuando el Tribunal Superior anuló una sentencia emitida este año que impedía la extradición a los EE.UU. Sus abogados argumentaron que esta situación podría conducir a al suicidio del activista. El Tribunal Superior revocó el fallo anterior que rechazaba la petición estadounidense después de que el gobierno de Estados Unidos ofreciera garantías sobre su posible encarcelamiento.

Estados Unidos quiere que Assange enfrente acusaciones de conspiración para obtener y divulgar información de defensa nacional después de que Wikileaks publicara cientos de miles de documentos filtrados relacionados con las guerras de Afganistán e Irak.