30 Jun 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

«Os odiamos más por ser pobres incluso que por ser de otra raza”: Macarena Olona utiliza la aporofobia para justificar que Vox no es racista 

La presidenta del grupo parlamentario de Vox en el Congreso de los Diputados y candidata del partido de extrema derecha a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona, ha aprovechado este martes la defensa de una iniciativa de su partido sobre inmigración.

El pasado martes Vox buscaba «declarar la crisis migratoria y la amenaza terrorista que se infiltra a través de esos mismos flujos de inmigración ilegal hacia España, así como la creciente radicalización de los jóvenes musulmanes que viven en nuestro país, como situación de interés para la Seguridad Nacional en aras de la prevención, protección y disuasión del proceso de entrada y radicalización del terrorismo yihadista en España”.

image 70

Durante su discurso, Olona ha asegurado que “en Vox no hay racismo porque la raza no tiene que ver con la inseguridad” de las calles, “tiene que ver con el origen y la cultura”.

A lo que Javier Durán ha respondido que la traducción sería «no os confundáis, os odiamos más por ser pobres incluso que por ser de otra raza”.

“Hay culturas que son una una amenazas para los derechos de las mujeres, también de las personas los homosexuales. Ustedes están abriendo nuestras puertas a auténticas invasiones migratorias que provienen de países no democráticas”, les ha dicho a PP y PSOE. En su opinión, “no todas las costumbres son respetables” y “algunas costumbres” hay que “combatirlas”.

“La diferencia entre aporofobia y xenofobia o racismo es que no se discrimina ni margina a personas inmigrantes o a miembros de otras etnias cuando tienen patrimonio, recursos económicos y/o relevancia social y mediática”, ha apostillado en otro tuit Durán.

Mentiras sobre la migración

El líder de Vox, Santiago Abascal, recuperó este lunes para la precampaña andaluza la teoría del “gran reemplazo” del supremacismo blanco en un acto de la Fundación Disenso.

En este acto, además, se presentó un informe, ‘Mitos y Realidades sobre la Inmigración en España’ con datos que no se pertenecen a los recogidos en las estadísticas oficiales y que pretende relacionar inmigración y criminalidad.

Desde la Fundación Disenso no contestaron a la pregunta de EPE sobre el origen de los datos incluidos en ese informe y para los que no figura ninguna fuente oficial en el documento, «aunque este periódico ha podido comprobar que son datos por condenas e infracciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2020».

A pesar de que Vox trata de construir su relato el medio concluye que a partir de esos datos «la mayoría de condenados extranjeros son de otros países de la UE».

El informe, de 36 folios, incide en dos ideas, vincula inmigración y delincuencia, que, según ellos, atenta contra la misma idea y praxis del Estado de Bienestar.

«El portal estadístico de criminalidad del Ministerio de Interior señala que en Andalucía, en el balance de 2021, se cuentan un total de 314.894 infracciones penales, con 16.798 investigados y detenidos de origen extranjero, lo que arrojaría un porcentaje del 5,3%. Veinte puntos por debajo del dato que utiliza Vox», apunta el medio.

«Desde el Ministerio insisten además en que no es ni siquiera riguroso utilizar el origen para hacer estadísticas de los delitos, porque puede haber nacionales de origen extranjero y españoles nacidos fuera del país, por lo que no se considera fiable para discriminar las cifras la estadística del INE. El dato más fiable, aseguran desde el Gobierno, para establecer paralelismos es utilizar la cifra total de criminalidad y la llegada de inmigrantes», recoge EPE.