fbpx
DESTACADA, INTERNACIONAL

Militares neonazis también en el Ejército francés 

El Gobierno de Macron reconoce la gravedad de los hechos. Los militares neonazis fueron apartados del servicio

La vinculación de soldados con la extrema derecha no es patrimonio exclusivo del Ejército español. En 2019, en Francia el cabo Nikita H. compartió un vídeo en su cuenta de Instagram en cuya última parte se puede ver a cuatro jóvenes negros realizando un saludo nazi mientras repiten “¡Sieg Heil!” y extienden los brazos, un gesto que alguien les ha pedido que hagan sin que ellos lleguen a entenderlo.

Al revisar la cuenta de Instagram del legionario se pueden ver fotos de ideología nazi, como una en la playa en la que lleva una esvástica como colgante o posando frente a la Torre Eiffel adjuntando  a su foto una imagen de Adolf Hitler en la misma pose frente al mismo monumento en 1940.

Hoy, después de revelar en julio de 2020 cómo una docena de soldados presumían en las redes sociales de su adhesión a la ideología neonazi, el diario independiente Mediapart ha descubierto 50 nuevos casos de soldados que muestran su nostalgia por el Tercer Reich.

Muchos de los casos identificados se encuentran en el 3er regimiento de paracaidistas de infantería de marina, el 35º regimiento de infantería, el 132º regimiento de cinotecnia de infantería, el 13º Batallón de Cazadores Alpinos, el 1º Regimiento de Húsares Paracaidistas, el 2º Regimiento de Infantería de Marina (2º RIMa)…

Neonazis francia

50 nuevos casos de militares neonazis

Pero estas cifras contradicen las oficiales. En junio de 2019, las cifras de la Dirección de Inteligencia y Seguridad de la Defensa revelaban que la proporción de sospechas de radicalización (“ya sea islámica o política”) es del 0,05% en el Ejército y del 0,03% en la Marina. Opex360 señaló entonces que esto representaba, 57 soldados radicalizados en el Ejército y 11 en la Marina.

Pero Mediapart ha contabilizado una sesentena de casos y sólo neonazis, una cifra que el Ministerio de las Fuerzas Armadas intenta minimizar diciendo que algunos ya no están en el Ejército, otros ya habían sido detectados y castigados por los hechos mencionados y otros, al no estar implicados en delitos de sangre, fueron reclutados en el marco del derecho al olvido propio de la incorporación a la Legión Extranjera.

Tal y como indica Mediapart, si alguno de los soldados de su lista han dejado el Ejército, se ha producido recientemente. Además, tras el envío de preguntas del medio a los soldados acusados, muchos de ellos también han modificado la configuración de privacidad de sus perfiles en las redes sociales o, incluso, han eliminado sus cuentas.

Pero las capturas de pantalla realizadas en redes sociales muestran a los soldados posando frente a banderas del Tercer Reich, haciendo el saludo nazi, y algunos, intentando disimular un poco su gesto, posan con los brazos extendidos mientras ocultan sus rostros y otros saludan sólo con los antebrazos extendidos.

Para identificar los 50 casos de militares con convicciones neonazis en el Ejército francés, Mediapart sólo tuvo en cuenta estos casos (“saludos” discretos y fotos en museos) cuando iban acompañados de otras referencias más explícitas.

Luego también están los que utilizan pseudónimos a los que los soldados añaden un “88”, haciendo referencia a la octava letra del alfabeto duplicada, la H, en referencia a “Heil Hitler”. Uno de los soldados eligió como pseudo de Instagram “Valhalla SS” y otro que utiliza para la biografía “Meine Ehre heißt Treue” (“Mi honor se llama lealtad”), es decir, el lema grabado en la hebilla del cinturón de las SS en referencia a su lealtad a Adolf Hitler.

El legionario Danilo P. cuelga fotos en instagram de sus tatuajes: una cruz celta en el estómago; el lema “White Pride” en el hombro y entre los omóplatos, un águila superando un sol negro. El sol negro aparecía en la portada del manifiesto de Brenton Tarrant, el terrorista australiano que mató a 51 personas en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda). Además, está formado por las doce letras del alfabeto rúnico, las mismas que forman el emblema de las SS y fue representado en el suelo de mármol del castillo de Wewelsburg, adquirido por Heinrich Himmler en 1934 como centro de desarrollo de las teorías raciales nazis y como lugar de ceremonias de las SS, que él dirigía.

En el apartamento de Danilo, que acaba de dejar la Legión, se puede encontrar también  una taza y un plato con la palabra “SS” junto a una estatuilla de Benito Mussolini y una botella de cerveza con la efigie de Adolf Hitler. Pero el nazismo no solo aparece en redes sociales, varias fotos y vídeos muestran banderas y otros símbolos expuestos en los cuarteles.

El mes pasado el legionario Nikita H., grabó a los niños negros de Guyana haciendo el saludo nazi. Además de publicar publicó recuerdos de su participación en 2020 en la operación Barkhane, publicó un vídeo en el que se ve a un niño negro obligado a hacer una serie de flexiones en el desierto mientras los legionarios se burlan y Nikita H. dice en ucraniano y luego en ruso: “¡Arriba, sucia puta! ¿Qué te ha parecido? ¿Que la comida francesa se reparte gratis?”.

En un dictamen de la Comisión de Defensa Nacional y Fuerzas Armadas sobre el proyecto de presupuesto para 2021, en lo que respecta a “Investigación y explotación de la inteligencia relevante para la seguridad de Francia”, el presupuesto de la DGSE está marcado por un aumento del 310% y el de la DRSD disminuye un 14,6%…

En verano de 2020 se preguntó al Ministerio de las Fuerzas Armadas dijo al respecto que no tenían medios para controlar las publicaciones de sus 140.000 efectivos cuando se expresan en internet.

Un año después, al ser preguntado de nuevo, ha respondido que “el DRSD está realizando un inmenso y crucial trabajo para evitar cualquier incursión de este tipo de ideología en las Fuerzas Armadas. Pero, como ha tenido ocasión de decir el ministro de las Fuerzas Armadas, debemos seguir siendo humildes, porque ningún sistema de detección es infalible”.

El pasado mes de octubre, Mediapart denunció a un cazador alpino y su padre se quejó de que después de cubrirse el tatuaje con el lema de las SS, le habían sancionado con 40 días de arresto y lo iban a degradar durante seis meses, antes de que el Ejército cambiara de opinión y lo apartase definitivamente.

El caso de Teddy M., suboficial del 2º Regimiento Extranjero de Paracaidistas (2º REP), es diferente. Teddy había tatuado su cuerpo con un sol negro en el hombro, un totenkopf en el brazo y el lema de las SS en el pecho y debía cubrir sólo un tatuaje, ya que los otros se los había hecho antes de su ingreso en la Legión, y ser condenado a días de arresto, pero sigue siendo soldado y se ha jactado de ser demasiado “valioso” para ser despedido.

Lucas M. ha pasado a formar parte de la institución militar a pesar de compartir un vídeo  en el que aparece un hombre transgénero con el comentario “BurnBurnBurnBurnBurn”, es decir, “QuemaQuemaQuemaQuema”, fotografiarse con una camiseta en honor de la División Carlomagno, una unidad de las Waffen-SS formada por voluntarios franceses y participar en un chat de extrema derecha en Telegram, donde compartía un vídeo titulado “Guerra racial: el fundamentalismo antiblanco, la nueva religión de Occidente”, del neonazi francés Boris Le Lay.

El pasado 6 de marzo, un legionario colgó fotos en Instagram de una barbacoa organizada con unos 15 compañeros, todos vestidos de uniforme escuchando el Cara al sol, el himno de la Falange Española y símbolo del franquismo. Cuando se da cuenta de que le están filmando, Lucas M. hace un saludo nazi. Mientras tanto, otro legionario se pone la mano derecha en el corazón y Lucas M. agarra el brazo de su camarada para hacer el saludo nazi.