01 Jul 2022
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

Lorca votaría a Vox y Anguita estaría orgulloso. Olona ha perdido la cabeza 

Lorca no votaría a sus asesinos y Anguita no estaría orgulloso, dijo que el ascenso del neofranquismo de Vox era el mayor riesgo que soportaba la democracia.

No vale la pena exponer lo ridículo de los planteamientos de la extrema derecha, pero las declaraciones de Macarena Olona, secretaria general del grupo parlamentario de Vox en el Congreso, ofenden especialmente y creemos que es necesario denunciar su vergonzosa estrategia política.

Olona ya había asegurado en verano que «hoy» el poeta asesinado por el franquismo, herencia ‘intelectual’ de su partido, Federico García Lorca, votaría a Vox y ha pedido que no se politice ni se ensucie su memoria. En un mensaje escrito en Twitter, Olona respondía así a los comentarios que suscitaron su anterior tuit en el que recordó al poeta granadino en el 85 aniversario de su asesinato citando unos versos suyos.

Olona - Rodríguez Galindo

«En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida. Federico García Lorca. Eterno. Universal pero nuestro. Hoy, en especial, en nuestro recuerdo», escribió Olona el pasado miércoles. «Hoy, en España, la bandera por la que moriría asesinada Mariana Pineda sería la española. Hoy, en España, Federico García Lorca votaría a Vox», escribió también la política ultra.

Lorca no votaría a sus asesinos

Pasemos a explicar por que el gran Federico no votaría a la extrema derecha, aunque parece mentira que tengamos que hacerlo. La razón más evidente es que sería un giro bastante raro que votase a quienes lo asesinaron. Vox es una ideología demasiado parecida a la que ostentaba Francisco Franco.

Y no tienen ningún problema en defender al franquismo desde el partido ultra. Destacamos las declaraciones del diputado y secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, quien aseguró en una entrevista en el Canal 24 Horas que durante el franquismo «había elecciones». En otra ocasión también reconoció Smith que aunque el franquismo tuvo cosas «que no le gustan», otras, «como la seguridad social o las obras públicas, de las que todavía nos seguimos beneficiando». Ortega Smith ha afirmado que no condena expresamente el franquismo, «como no condeno, ni aplaudo ninguna parte de la historia de España».

Durante una sesión de control al Gobierno, el líder de Vox, Santiago Abascal, le dijo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que presidía «el peor Gobierno de nuestro país en 80 años», unas declaraciones que posteriormente puso en Twitter. Abascal dijo también en una entrevista en El Hormiguero que «Vox no tiene una posición sobre Franco» y que Franco era «una figura histórica».

Anguita y Vox

Por si lo de Lorca fuese poco, este jueves la diputada del partido ultraderechista ha asegurado que «Julio Anguita de quien se sentiría profundamente orgulloso es de Vox».

La dirigente política ha protagonizado un acto público en la localidad onubense de Lepe, arropada por el diputado por Huelva en el Congreso, Tomás Fernández; el presidente del partido en Huelva y parlamentario andaluz, Rafael Segovia; y todos los parlamentarios de Vox en Andalucía, para conmemorar el tercer aniversario de la entrada del partido en el Parlamento andaluz. Olona ha hecho mención a un discurso de Julio Anguita de 1999 y ha incidido en que Vox “no se resigna”.

Sin embargo, no hace falta tener mucha imaginación para saber lo que pensaba Anguita de Vox: ya lo dejó bastante claro en vida, como le han recordado muchos.

En una democracia sana como debería ser la española, la extrema derecha no debería jugar con la memoria de quien fue secretario general del Partido Comunista de España y coordinador general de Izquierda Unida.

Julio Anguita: «La extrema derecha no se preocupa de lo social»

Anguita denunciaba que la extrema derecha española «no se preocupa en absoluto de lo social» y que olía «a naftalina, a caspa». Además, decía: «La gente que no tiene trabajo, que tiene dificultades económicas o que malvive y que crea que la solución viene de la mano de nuestra extrema derecha, se irán desengañando. Pero yo les pediría que vayan pensando no sólo en lo que yo he dicho, sino en lo que ustedes vayan observando».

«La cara muy dura»

Diversos cargos de Unidas Podemos han tildado de «desvarío» y «barbaridad» la afirmación de la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona. «Pues no, Julio Anguita ni estaría ni estuvo nunca orgulloso de Vox, menudo desvarío absurdo», ha apuntado el secretario general del PCE y dirigente de IU, Enrique Santiago, a través de Twitter.

Estrategia política

Vox se ha lanzado a por el voto de la clase obrera de cara a las próximas elecciones andaluzas y por eso ataca los símbolos propios. No sólo se erige en única garantía del «cambio» en la comunidad autónoma, sino que, además, se presenta como la única defensa de los trabajadores en una estrategia clara para ampliar su base electoral no sólo por la derecha, sino también por la izquierda.

Porque de eso se trata, de mentir e inventar para poder captar votos. No importa cuán grande sea el bulo, Vox lo seguirá intentando porque les funcionó en las últimas elecciones. Solo nos queda desmontar sus mentiras y dejar clara una cosa: Olona y Vox han perdido la cabeza si creen que tocar a Lorca o a Anguita va a salirles bien.