fbpx
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

La lección de economía y de conceptos de Julen Bollain a Toni Cantó y Pérez Reverte 

El economista Julen Bollain ha dejado en ridículo a Pérez Reverte y a Toni Cantó con una clase magistral de economía.

El pasado día 15 la agencia EFE lanzaba una noticia que rezaba que «la población con carencia material severa casi se duplica el año de pandemia».

Arturo Pérez – Reverte se apresuró raudo a comentar que ‘pobreza’ es otra palabra que va «al talego» porque suena retrógrado y «como ‘natural’ consecuencia, usar la palabra ‘pobres’ será exclusivo de fascistas».

Imagen

«En España seguimos siendo gilipollas por encima de nuestras posibilidades», terminaba el tuit de Pérez – Reverte,  miembro de la Real Academia Española desde 2003.

Del mismo modo actuaría Toni Cantó, el ahora director de la Oficina del Español: «Con el Gobierno progresista de PSOE y Podemos ya no existe la POBREZA. Ahora la gente sufre ‘carencia material severa’. Neolengua: su finalidad es la de disminuir el área del pensamiento … y escurrir el bulto».

OIP 4

Julen Bollain, economista, respondía: «‘Carencia material severa’ es un indicador que utiliza la Unión Europea desde hace casi dos décadas y no es lo mismo que ‘pobreza'», como pretexto para lanzar un hilo explicativo frente a los improperios de Pérez – Reverte y Toni Cantó.

Así que, con voluntad pedagógica, Bollain prosiguió: «‘Carencia material’ es un indicador que se utiliza para medir la incapacidad de permitirse algunos artículos considerados por la mayoría de las personas como deseables o incluso necesarios para llevar una vida adecuada. Se obtiene a través de la Encuesta de Condiciones de Vida».

De este modo, «para sufrir ‘carencia material’ el hogar debe carecer de 3 -4 para severa- de 9 conceptos establecidos (por ejemplo, no poder permitirte una comida de carne, pollo o pescado cada dos días, o no poder disponer de un teléfono o una lavadora)».

Julen Bollain

Sin embargo, por otro lado, «la tasa de riesgo de pobreza, por su parte, es el % de personas que se encuentran por debajo del umbral de pobreza -es decir, por debajo del 60% de la mediana de los ingresos anuales por unidad de consumo según la escala de equivalencia de la OCDE modificada».

Tras este repaso el economista se permitió cuestionar el uso lingüístico de Pérez – Reverte: «las personas no son pobres. Las personas están en situación de pobreza. Espero que con este pequeño hilo explicativo quede aclarado y no sigamos siendo gilipollas por encima de nuestras posibilidades».

También, posteriormente respondería tajantemente a Toni Cantó: «Por 70.000€ al año podría usted, por lo menos, investigar un poco sobre un indicador de la Unión Europea con casi dos décadas de existencia».