27 May 2024

Blog

La subida de las hipotecas que la paguen los bancos con el dinero del rescate
DERECHOS Y LIBERTADES, DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

La subida de las hipotecas que la paguen los bancos con el dinero del rescate 

Se trataría de un acto de justicia social y económica

En un mundo donde los bancos operan como entidades intocables y la justicia social parece desvanecerse en el humo de las chimeneas corporativas, nos encontramos con la inquietante propuesta de Ione Belarra. El pilar de Podemos y la ministra de Derechos Sociales, en un intento resuelto de ser el escudo de las familias contra la escalada de las hipotecas, sugiere una solución: convertir a los bancos en los pagadores de esta creciente tormenta financiera. Desvelada en un mitin en Tarragona, esta idea busca que los bancos asuman la carga del aumento de los tipos de interés.

INTERVENCIONES BANCARIAS Y EL PELIGRO INMINENTE

La claridad de Belarra es apreciable. Aclara que los bancos deben iniciar el proceso de devolver el dinero del rescate bancario que todavía se les debe, utilizando estos fondos para proteger a aquellos que están al borde de la inestabilidad financiera. De no hacerlo, advierte, se desatará una «epidemia de impagos hipotecarios» con consecuencias catastróficas para la sociedad. El plan, que ha sido revelado por infoLibre, sugiere la formación de un Fondo de Responsabilidad Social, al que contribuirían todas las entidades financieras que operan en España. Estas contribuciones tendrían un «carácter compensatorio» y ayudarían a «devolver el rescate bancario de 2008», según informa.

Sin embargo, hay un temor persistente de un «incremento masivo de los impagos de préstamos hipotecarios y créditos al consumo», con un efecto dominó en la economía y la sociedad. Para combatir esta amenaza, la propuesta pide que la ley se implemente antes de las revisiones anuales de las hipotecas variables en junio y que se financie con los fondos del rescate bancario. Según un informe reciente del Tribunal de Cuentas, los bancos españoles recibieron 71.833 millones de euros para mejorar sus balances, gravemente dañados por su exposición al sector inmobiliario. De esta cantidad, 50.622 millones de euros fueron inyectados a través del Fondo de Reestructuración Ordinaria Bancaria (FROB) y otros 21.273 millones de aportaciones de entidades de crédito privadas.

EL EFECTO DOMINÓ DE LOS RESCATES

Es crucial recordar que fueron las cajas de ahorro las que recibieron el rescate, pero posteriormente, estos fondos fueron adquiridos por los bancos. El BBVA, por ejemplo, adquirió Catalunya Banc y Unnim. Caixabank tomó control del Banco de Valencia y Banca Cívica, mientras que Banco Sabadell se hizo con la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Banco Gallego y Caixa Penedés. Bankia absorbió BMN. Podemos sugiere algunos mecanismos para amortiguar el golpe de las crecientes tasas hipotecarias.

UN FONDO DE RESPONSABILIDAD SOCIAL DEL SECTOR FINANCIERO

Según la formación de Belarra, este fondo serviría como un «seguro» para «proteger a la población» ante futuras crisis económicas. Su objetivo sería «devolver el rescate a los bancos» que fue necesario después de la crisis de 2008. Se sugiere que el fondo se modelaría siguiendo el ejemplo de otros como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía Salarial. Según este planteamiento, el fondo incluiría a todas las entidades financieras que operen en España y estaría gestionado por una comisión gestora con mayoría de representantes del sector público, entre los que se incluirían representantes de los ministerios pertinentes, así como miembros del Banco de España y entidades del sector financiero. Su titularidad sería siempre pública, incluso si participan agentes privados.

La propuesta delega a la comisión gestora la fórmula para calcular la dotación del dinero. Sin embargo, adelantan que se establecerían criterios como el tamaño del banco, el tamaño de la cartera de clientes, el riesgo crediticio y una previsión o estimación de posibles contingencias y externalidades negativas del sector financiero.

LIMITAR LA RESPONSABILIDAD DEL DEUDOR HIPOTECARIO

Unidas Podemos también aboga por limitar la responsabilidad del deudor hipotecario para evitar que la población quede atrapada en deudas perpetuas que generan situaciones injustas y riesgo de exclusión social. En esta línea, sostienen que si un individuo no puede pagar su préstamo, la deuda quedaría saldada en el momento en que entregue la vivienda al acreedor o le sea arrebatada tras un procedimiento judicial. En la práctica, esto sería similar a la dación en pago, y obligaría a las entidades financieras a utilizar este mecanismo, que actualmente es voluntario.

INFORMAR SOBRE LAS CONDICIONES DE LAS CESIONES DE CRÉDITO

Además, los de Podemos quieren que las entidades bancarias informen sobre las condiciones detrás de las cesiones de crédito, que incluyen préstamos hipotecarios. Con esta ley, se obligaría a las entidades a informar de las condiciones de la operación de cesión del crédito al deudor, para que este pueda ejercer sus derechos de tanteo, adquisición preferente o retracto.

REGULAR LA CLÁUSULA REBUS SIC STANTIBUS

La cláusula Rebus sic stantibus permite que los contratos laborales o acuerdos privados puedan modificarse o incluso suspenderse si se da un escenario imprevisible e inesperado como una crisis económica o sanitaria. Podemos propone regular esta cláusula de tres formas: extrajudicial, judicial de jurisdicción voluntaria o vía judicial ordinaria.