fbpx
POLÍTICA ESTATAL

Un jefe de Inteligencia del Gobierno lidera el grupo ultra los Tercios Viejos Españoles 

El jefe de Inteligencia del Mando de Operaciones del Ministerio de Defensa es a la vez presidente de “Tercios Viejos españoles” (TERVIES), incumpliendo la obligada neutralidad política que exige su cargo.

Artículo de Silvia Moreno en Al Descubierto
El presidente de la asociación “Tercios Viejos Españoles”, un coronel del Ejército del Aire con 17 años de experiencia en Estados Mayores que actualmente es jefe de Inteligencia del Mando de Operaciones del Ministerio de Defensa, promueve una campaña para recoger fondos y denuncias contra el grupo Ciudadanos de Uniforme, que alerta sobre militares ultraderechistas.

El coronel Luis García-Mauriño trabaja a día de hoy en la Base de Retamares, ubicada en Pozuelo de Alarcón y conocida como “el Pentágono español”, puesto que allí se encuentra también el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), Ciberdefensa y el Mando Conjunto de Operaciones Especiales. No obstante, el cargo que García-Mauriño ostenta como presidente de “Tercios Viejos españoles” (TERVIES) le permite incumplir la obligada neutralidad política que se requiere de los militares en activo.

De tal forma, a través de esta asociación puede salir en defensa de los oficiales y suboficiales del Ejército que tienen una ideología ultraderechista, franquista o hitleriana. Así lo demuestran los numerosos tuits de la entidad que apoyan o retuitean posiciones de extrema derecha o, directamente, a políticos de Vox o a líderes del PP.

Captura de pantalla 2021 03 30 a las 12.08.05

En teoría, la asociación “Tercios Viejos españoles” trabaja por la regeneración de las Fuerzas Armadas (FAS) y por “una sociedad de ciudadanos libres e iguales”. Así presenta a este organismo García-Mauriño en su página de Linkedin. Sin embargo, en el presente la asociación está centrada en perseguir al grupo de militares demócratas Ciudadanos de Uniforme, quienes destapan abusos, corruptelas y malas prácticas en el Ejército a través de Internet.

La campaña contra Ciudadanos de Uniforme

TERVIES no duda en denominar al grupo Cobardes de Uniforme, por ser “un grupo cobarde y sectario, escondido en el anonimato, contrario a todos los valores esenciales de las Fuerzas Armadas, sin hombría ni honor, ha estado propagando en las Redes Sociales “denuncias” anónimas y falsas”.

A lo largo de todo el escrito que busca seguidores e inversores para su causa no se suaviza el tono ni las expresiones empleadas. Además, cabe destacar que menciona los artículos en que el diario Público ha desvelado información sobre el capitán Meroño y sus camaradas neonazis en Cartagena, tildando esas publicaciones de “Caza de brujas para acabar con la libertad”. A continuación se puede leer un extracto:

Una de las personas sobre la que han dirigido sus ataques es sobre el presidente de nuestra Asociación, los “Tercios Viejos españoles”. Pues bien, ha llegado la hora de exigir responsabilidad por sus cobardes acciones.

El Presidente de TERVIES ha iniciado acciones legales contra este grupo de miserables con el objeto de que sean identificados, sancionados y que hagan frente a sus responsabilidades civiles y penales.

Comoquiera que en sus acciones criminales han sido muchas las personas afectadas, a las que en su cobardía no citan por su nombre, pero ponen en el candelero al señalar destino, cargo y unidad, TERVIES invita a todos los que se hayan sentido atacados, acosados y ofendidos a unirse a nosotros en las acciones judiciales en marcha. Para ello, deben contactar con nosotros en la web www.asociacionterciosviejos.com

Y no sólo pueden participar las víctimas de su odio insensato; invitamos también a unirse a nosotros a todas aquellas personas de bien que creen que el insulto, el acoso y el señalamiento por parte de grupos extremistas sectarios ha llegado demasiado lejos.

“Con el esfuerzo de todos, solicitaremos los servicios de los mejores abogados para intentar hacer un escarmiento ejemplar con estos desalmados que destruyen la unidad de las Fuerzas Armadas y la convivencia de todos.

Estas acusaciones de comportamiento “criminal” y “odio insensato” por parte de unos “desalmados” que denuncian irregularidades internas en el Ejército incumple de forma directa la directiva europea sobre alertadores que ya lleva más de un año en vigor y que, de hecho, es de obligado cumplimiento para todos los socios de la UE. España aún tiene que incorporar este precepto a su legislación, lo cual deberá hacer en el transcurso de dos años desde su entrada en vigor.

Al Descubierto