fbpx
18 May 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

«Mear tampoco es delito y no voy a la puerta de tu iglesia»: indignación ante el acoso frente clínicas de aborto 

En diversas clínicas donde se practican abortos se han perpetrado actos de acoso que tratan de justificar con el acto del rezo católico.

Grupos ultracatólicos han comenzado a organizar rezos frente a clínicas donde se practica el aborto, algo que se ha ido gestando desde este pasado mes de enero.

El pasado mes de enero uUna decena de ayuntamientos decidíao retirar de marquesinas y soportes publicitarios la polémica campaña de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) que animaba a «rezar» ante las clínicas abortistas, al considerar que vulnera los derechos de las mujeres, pero otros, como Madrid y Córdoba, lo mantuvieron.

Ahora, alentados por la oleada regresiva que asola Estados Unidos estos grupos se han visto aupados en sus aspiraciones.

template 33

En este sentido, la Conferencia Episcopal estadounidense ha emitido una nota, suscrita por su presidente, José H. Gómez, y el presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la USCCB, William E. Lori, en la que invitan a los fieles «a unirse en ayuno y oración» a las manifestación anti-aborto para «la anulación de Roe v. Wade y Planned Parenthood v. Casey en la decisión final del Tribunal Supremo en Dobbs v. Jackson» y «por la conversión de los corazones y las mentes de quienes defienden el aborto».

Desde el pasado fin de semana en España se han organizado diversas concentraciones para lanzar proclamas como “rezar no es delito».

En Donostia, contra estos, decenas de personas y trabajadores de la clínica Askabide han defendido este sábado por la tarde el derecho al aborto con el fin de contrarrestar la convocatoria de la organización ‘Rezar no es delito’ en repulsa a esta práctica.

Este grupo ultracatólico había anunciado una manifestación a las 19.30 horas para ir «en procesión» desde el centro Koldo Mitxelena hasta la calle Easo 79 donde se encuentran la clínica Askabide.

Amarako Talde Feminista, Donostiako Bilgune Feminista, Groseko Asanblada Feminista, Morlanseko Talde Feminista, Intziri y Plazandreok instaron esta misma semana al Ayuntamiento de San Sebastián y al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco a que tomaran medidas efectivas para prohibir la convocatoria de la organización ‘Rezar no es delito’. Consideraron que «vulnera los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres como porque es ilegal».

Estos actos han producido una oleada de comentarios contrarios al acoso frente a las clínicas abortivas: