fbpx
INTERNACIONAL

Vídeo | Escándalo en Francia: políticos cenan en restaurantes clandestinos saltándose el confinamiento 

¿Cenas tan lujosas como clandestinas en Francia a pesar de la pandemia?

Un reportaje del canal M6 de la televisión francesa ha emitido un reportaje que destapa una red clandestina de restaurantes de lujo en París para que los políticos, empresarios y jueces se puedan saltar la cuarentena. Los restaurantes en Francia cerraron a finales de octubre debido al toque de queda, pero no para las élites.

Precisamente el pasado miércoles el presidente, Emmanuel Macron, anunció el endurecimiento de las restricciones en todo el país para el mes de abril, con un confinamiento blando y la suspensión de las clases presenciales.

«Caviar, champán, menús de grandes chefs y retirada de la mascarilla… Nuestros periodistas han entrado en las fiestas clandestinas de alto standing que se celebran actualmente en París», comentan en el canal de televisión M6.

Se trata de fiestas privadas donde los participantes y los camareros no usan máscaras y no respetan las medidas sanitarias. Todo en desafío a las prohibiciones promulgadas para frenar la propagación del Covid-19. El reportaje emitido el viernes por la noche pone como ejemplo un restaurante de lujo en París que seguía abierto clandestinamente para los clientes de la primera división.

«Aquí ya no hay coronavirus”

A la vista de las imágenes del M6 y de sus anteriores publicaciones en las redes, el denunciante ha sido identificado como Pierre Jean Chalençon, propietario del “Palais Vivienne”, un restaurante de lujo situado en el centro de París. Tras el escándalo, su abogado ha remitido un comunicado en el que desmiente haberse reunido con ministros para cenar en secreto.

«Una vez que cruzas la puerta no hay covid. Queremos que la gente se sienta cómoda. Esto es un club privado. Queremos que la gente se sienta como en casa», indica una de las personas interrogadas, que recalca que la mascarilla tampoco es obligatoria para el personal que trabaja en ellas.

El reportaje también muestra a la audiencia una fiesta privada en un local elegante donde ni los comensales ni los camareros usan mascarillas, ni guardan la distancia social. Algunos aparecen besándose.

Medidas contra estos políticos

La grabación se llevó a cabo con cámara oculta y un individuo anónimo, identificado como el organizador de una de las fiestas secretas, quien reveló que la semana pasada había comido en dos o tres restaurantes clandestinos con varios ministros.

El Gobierno francés ha tenido que reaccionar y prometió este mismo domingo que no habrá impunidad contra los ministros acusados por un programa de televisión de participar en cenas y fiestas celebradas en lugares exclusivos de París sin normas de seguridad.

El fiscal, Rémy Heitz, anunció a última hora del domingo que había remitido el asunto a «la Brigada de Represión de la Delincuencia contra la Persona (BRDP) de la policía judicial de París para que investigue qué cargos públicos han participado con el fin de «comprobar si se han organizado fiestas haciendo caso omiso de la normativa sanitaria».

La número dos, la ministra delegada de la Ciudadanía, Marlène Schiappa, añadió que si se comprueba que algún integrante del Ejecutivo ha formado parte de esos encuentros no tendrá privilegio alguno. «Si ministros o diputados se han saltado las reglas, es necesario que haya multas y que sean sancionados igual que cualquier otro ciudadano», recalcó en la emisora Europe 1.

3002a98cf380f055c354a36389818cb1dfe9a2b6
close

Suscríbete a nuestro boletín diario

Te mantendremos al día de nuestros vídeos y noticias