07 Oct 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL, Religión

El obispo de Cádiz se niega a ceder un antiguo asilo al Gobierno de Ceuta para acoger a menores 

El Gobierno regional solicitó a la Iglesia el edificio para acoger a menores, pero se encontró con la negativa del obispo.

Un rotundo «no» por parte del obispo Rafael Zornoza. Lo que dice la Biblia de «amarás a tu prójimo como a ti mismo” lo han redondeado a «solo si son cristianos blancos», parece.

El Hogar Residencia Nazaret, cerrado y sin uso alguno desde que, en 2015, los ancianos que lo habitaban se trasladaran a la residencia de Gerón, no podrá ser usado para acoger a un centenar de menores no acompañados que habían cruzado la frontera del Tarajal el pasado mes de mayo, durante la última crisis fronteriza entre España y Marruecos, por la negativa de la Iglesia.

Propiedad del Obispado de Cádiz y Ceuta en la ciudad autónoma, fue uno de los edificios que el Gobierno regional solicitó a la Iglesia para acoger a estos menores. Zornoza «lleva la diócesis como un cortijo», lamentan fuentes cercanas al Obispado a ElDiario.es.

En la órbita de Vox

Señalan las mismas fuentes que el obispo «es ultraconservador, de la órbita de Vox. Su responsable de Fundaciones, Agustín Rosety, fue el número 1 de la ultraderecha en las últimas generales, y hoy es diputado» por Vox en el parlamento».

Ante la negativa de Zornoza y la de otro sector que suele caer en el conservadurismo más de lo que sería recomendable, el Ministerio de Defensa, que no puso a disposición sus cuarteles en desuso, Ceuta se vio obligada a tener a menores en unas condiciones lamentables y con lo mínimo dentro de un polideportivo y otros centros municipales.

Muchos de los menores siguen vagando por las calles y durmiendo en las escolleras o el puerto ante la falta de espacio.