fbpx
18 May 2022
DESTACADA

Detienen a Greenwood del Manchester United por presuntamente maltratar y violar a su novia 

Mason Greenwood, futbolista del Manchester United ha sido detenido como sospechoso de violación y agresión a raíz de unas acusaciones vertidas en las redes sociales por su novia.

La modelo Harriet Robson, pareja del joven jugador, publicó Instagram unas durísimas imágenes en las que acusa a Greenwood de haberle dado una violenta paliza, además de haberle obligado a mantener relaciones sexuales con él, enseñando la sangre de los golpes y los hematomas que supuestamente le produjo la agresión.

image 60

Posteriormente la policía Expresó que al haber tenido conocimiento de las «imágenes y vídeos publicados en las redes sociales por una mujer que denunciaba incidentes de violencia física. Podemos confirmar que un hombre de unos 20 años ha sido detenido como sospechoso de violación y agresión», agregan fuentes policiales a la BBC.

El Manchester United emitió un comunicado una vez el escándalo ya saltó a los medios de comunicación, dejando claro que el jugador no volvería a los entrenamientos ni a los terrenos de juego hasta nuevo aviso.

En Inglaterra ya se ha puesto la alarma sobre el jugador. Aseguran en el Daily Mail que, debajo de la apariencia de un chaval reservado, hay una mala gestión del ego desde bien joven. Este diario afirma que en el club ya había preocupación por su actitud, que también sería alimentada por su entorno.

«En lo extradeportivo, Greenwood es sospechoso de montar fiestas en propiedades alquiladas en pleno confinamiento y también fue expulsado de la selección al invitar a varias chicas a la habitación con Phil Foden durante una concentración», explican en As.

La violencia machista ligada al fútbol un problema en Reino Unido

En la pasada Eurocopa un gran número de personas, un 90% de ellas mujeres, llamó al teléfono contra la violencia machista. Esto produjo un aumento de los casos de violencia de género un 5%.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Lancaster en 2013 demostró que cuando Inglaterra ganó o empató un encuentro, los casos de violencia machista aumentaron un 26%, mientras que, cuando el combinado nacional perdió, se incrementaron en un 38%.

Sin embargo, el Centro Nacional para la Violencia Machista (NCDV, por sus siglas en inglés) apuntó que los casos reportados durante la Eurocopa podrían ser «solo la punta del iceberg», ya que muchas víctimas de abusos generalmente esperan un tiempo para denunciar, si es que consiguen hacerlo.