07 Oct 2022
DESTACADA, POLÍTICA ESTATAL

Desmontar el perfil moderado de Feijóo 

Ante el vuelco de las encuestas Pedro Sánchez ataca a Feijóo e intenta desmontar su imagen de derecha moderada

Según las encuestas, el PP de Alberto Núñez Feijóo ya sería el partido más votado, con una intención de voto del 27,9%, siete décimas por encima del PSOE. En tan solo cuatro semanas todo ha dado un vuelco que coincide con la llegada de Feijóo a la presidencia del PP, la crisis del espionaje a Díaz Ayuso y el inicio de la invasión rusa de Ucrania. Los socialistas se dejan 3,6 puntos y los populares ganan 4,7.

Por otra parte, Vox perdería 1,2 puntos respecto a la encuesta de marzo y la intención de voto a los de Abascal sería del 17,6%. Unidas Podemos se quedaría en el 11,4%, un punto más que hace un mes, pero sin notar ese impulso que se supone que daría a la coalición morada el lanzamiento de Yolanda Díaz como candidata.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha optado en una entrevista por minimizar los sondeos y atacar a Alberto Núñez Feijóo por “mirar hacia otro lado” ante las investigaciones por presunta corrupción en la venta de mascarillas en el Ayuntamiento de Madrid.

Sánchez intenta desmontar el perfil moderado de Feijóo

La estrategia del PSOE desde que Feijóo fue el llamado a suceder a Casado ha sido despojar al todavía presidente de la Xunta de su perfil moderado recordando el acuerdo para un Gobierno de coalición con Vox en Castilla y León, donde la extrema derecha entrará por primera vez a un Gobierno desde la restauración de la democracia, y denunciando que no ha actuado enérgicamente en el «caso mascarillas» que cerca al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

El debate de investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta de Castilla y León estuvo marcado por la ausencia del líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, que tampoco asistió a la toma de posesión. El candidato del PP ganó las elecciones y revalida la presidencia, pero acompañado de Vox por primera vez en una coalición.

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha señalado que «Feijóo debe estar avergonzándose en este momento, porque si no, estaría al lado del señor Fernández Mañueco el día de su investidura, como es normal”, mientras Feijóo ha defendido que Mañueco debía formar gobierno y ha reprochado al PSOE la exigencia de un cordón sanitario sin ofrecer una alternativa para no depender de Vox.

Tres problemas sin resolver

El jefe del Ejecutivo redobló sus ataques contra Feijóo en una entrevista en Antena 3 este lunes. Sánchez cargó contra el PP por los tres problemas que, a su juicio, no tiene resueltos: la presunta estafa al Ayuntamiento de la capital cometida por Luis Medina y Alberto Luceño por la adquisición de material sanitario en el peor momento de la pandemia y que cuestionan el papel jugado por el alcalde de la ciudad; la relación del PP con la ultraderecha y la petición de bajada generalizada de impuestos porque «no es un proyecto de país», «no es creíble» y no la está haciendo «nadie en Europa».

Feijóo rechazó las «lecciones de honorabilidad» de Sánchez, cuando el Gobierno central tiene «tres altos cargos imputados» por la compra de material sanitario durante la pandemia, y defendió que no tiene «ninguna duda» sobre la honestidad de sus compañeros. Además, acusó al líder socialista de no tener «corazón» por no bajar impuestos, porque «no le interesan las gentes con dificultades para llegar a fin de mes».

«Hay que fijarse en las rebajas de impuestos en Galicia que beneficiaron a las clases altas y no a las medias y bajas, y también hay que recordarle que ha de asumir su corrupción. Si el Gobierno de España hubiera dado seis millones a un comisionista, estaríamos crucificadísimos», ha señalado un miembro de la cúpula socialista.

Sánchez señaló que «todos aquellos que están diciendo que van a bajar impuestos están anunciando recortes como hicieron en la crisis financiera”, mientras Narbona fue más allá y se dirigió directamente a Feijóo preguntando: “¿Quiere hacer una bajada de impuestos como la que hizo en Galicia, que significó una rebaja del 25% en el impuesto de patrimonio a quienes tenían más de 750.000 euros de patrimonio y que, en cambio, bajó exclusivamente 40 céntimos a quienes tenían ingresos de menos de 16.000 euros? Díganos qué impuestos quiere reducir y díganos sobre todo cómo pretende compensar esa bajada de impuestos, dónde quiere recortar, en qué servicios públicos quiere recortar”.

“Esto es un clásico: el PP cuando está en la oposición dice que va a bajar impuestos y cuando llega al Gobierno lo que hace es aplicar amnistías fiscales y subir hasta 50 impuestos. El impuesto más caro que pagan los ciudadanos es el de la corrupción”, continuó diciendo Sánchez metiendo todavía más el dedo en la llaga.

En cuanto al tema de los contratos de las mascarillas, que están bajo investigación judicial, el jefe del Ejecutivo dijo: “No le he escuchado a la nueva dirección del PP decir nada de lo que está ocurriendo en Madrid con Ayuso y Almeida”.

Dos opciones para el Gobierno de coalición

El PSOE confía así en tener la posibilidad de reeditar la alianza con las fuerzas progresistas. “Vamos a ir a fórmulas de Gobierno de coalición y hay dos opciones: o hay un Gobierno liderado por el PSOE con el espacio que represente Yolanda Díaz, o gobierna el PP con la ultraderecha”, señaló Sánchez en una entrevista en Espejo Público.

Por su parte, la portavoz de Podemos, Isa Serra aseguró que “la mejor forma de hacer frente a las encuestas” que auguran un fuerte crecimiento del PP “es reforzar el Gobierno de coalición” para que “permanezca y ofrezca soluciones a la ciudadanía”.

«Solo hay una encuesta, la de las urnas el día de las elecciones»

Por otro lado, de momento el PP no lanza campanas al vuelo al ser conscientes de que las encuestas no tienen por qué coincidir con el voto real el día de las elecciones. Como ejemplo está lo que sucedió el pasado mes de febrero en Castilla y León cuando los sondeos previos situaban a Mañueco al borde de la mayoría absoluta y el resultado final estuvo muy alejado.

Como ha dicho la secretaria general, Cuca Gamarra, «Las encuestas están ahí, pero no nos vamos a despistar porque solo hay una encuesta, la de las urnas el día de las elecciones».