fbpx
DESTACADA

Casado pide democracia en Cuba mientras va a reunirse con Duque «responsable político de asesinatos, desapariciones y torturas en Colombia» 

Pablo Casado, líder del PP, ha formado parte de la manifestación la ‘Marcha por Cuba’ que tuvo lugar este domingo en Madrid.

El pasado domingo entre la plaza de Cibeles y la plaza de Callao s ellevó a cabo una movilización, ‘Marcha por Cuba’, a la que asistió Pablo Casado para reclamar «democracia y libertad» para los cubanos.

El presidente del PP escribía a través de su perfil de Twitter un mensaje sobre la situación del país latinoamericano: «Claro que Cuba es una dictadura. He venido a apoyar a #SOSCuba y @Yotuel007 para pedir democracia y libertad para el pueblo cubano. #PatriaYVida».

Casi de forma paralela, desde las agencias, se anunciaba el viaje que realizará Pablo Casado este lunes con rumbo a Colombia.

El próximo martes el líder popular se reunirá con Iván Duque, presidente de Colombia, que en los últimos tiempos está llenando programáticamente la prensa internacional por la represión en el país latinoamericano.

Desde las redes sociales se hizo latente esta contradicción manifiesta a modo de crítica a Pablo Casado y de denuncia contra las prácticas que está llevando el estado colombiano.

«Pablo Casado va a ir a Colombia para apoyar a Iván Duque. Es el responsable político de los asesinatos, desapariciones y torturas a colombianos que ha habido en los últimos meses. Acordaos de esto cuando el PP intente dar lecciones de democracia y libertad», explicaba la tuitera Gema MJ.

«Mientras la comunidad internacional pide explicaciones a Duque por la represión y asesinatos de manifestantes y líderes sociales vividos en Colombia, Casado quiere compartir sobre cómo usar las balas, la represión y el poder judicial para frenar la voluntad popular», tuiteaba la eurodiputada Idoia Villanueva.

«Resulta que @pablocasado_ va a Colombia a reunirse con @IvanDuque, responsable de responder con balas a los manifestantes, Presidente de un país donde aparecen estudiantes en cunetas con balas en la cabeza. ¿Vas a contarle que en España tenemos aún a 114.000 personas en fosas?», sentenciaba Juan Carlos Monedero.