fbpx

Blog

Ana Rosa organizó una comida para que su marido contratara a Villarejo para extorsionar a un abogado
POLÍTICA ESTATAL, PRINCIPAL

Ana Rosa organizó una comida para que su marido contratara a Villarejo para extorsionar a un abogado 

Ana Rosa, a pesar de la repercusión mediática del tema, jamás lo ha abordado informativamente en su programa.

Un 26 de enero de 2017, la periodista y presentadora Ana Rosa Quintana, su Marido Juan Muñoz, el excomisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo y su mujer Gemma Alcalá, se reunieron en un restaurante madrileño. El motivo es que Muñoz tenía un problema y entendieron que Villarejo era la mejor solución.

La Agencia Tributaria estaba encima del Marido de Ana Rosa y su hermano, quienes usaban a una tercera persona, un pintor de profesión, para sus negocios. Hacienda les inspeccionó y comenzaron sus problemas judiciales, por lo que hermanos Muñoz pactaron con “el pintor” pagar la multa a medias. Sin embargo, el tercero en discordia se declaró insolvente y se negó a pagar. Entendieron entonces que Villarejo ofrecería las respuestas.

Según ha podido ser reconstruido por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, según una exclusiva de La Vanguardia, esto fue lo que pasó durante la comida tras analizar  las grabaciones que el propio Villarejo:

“Lo tenemos resuelto”, le espetó Villarejo a los hermanos. “¿Sí?”, preguntó el marido de AR. “Totalmente”, replicó el excomisario. “Eres grande, eres grande”, señaló Muñoz. El abogado que se había buscado el pintor, «Urquía», era un viejo conocido de Villarejo desde hacía una década. El excomisario guardaba un vídeo de él en una fiesta consumiendo cocaína y manteniendo relaciones sexuales con varias mujeres. El plan, por lo tanto, era la extorsión.

Ana Rosa Villarejo

Más de una bala

«No podemos tener una sola bala. Porque si no puede denunciar…Yo le seguiría y buscaría algo más. Que fuera mucho más vergonzoso», propuso el abogado de los Muñoz. «Le cuelgas en Youtube metiendo el tirillo y automáticamente no le cogen ni las faltas esas que está llevando», respondió Villarejo.

El plan era amenazar a Urquía con el vídeo de 2006 y hacer lo propio con el exsocio. Si no quería aún así pagar irían a la policía para que le investigasen por blanqueo de capitales. Le harían un seguimiento para sacarles algo escandaloso y Villarejo les haría “precio de estudiante”: unos 200.000 euros.

Todo dio comienzo y procedieron a realizar grabaciones y seguimientos. Ya tenían el material y solo faltaba hacérselo llegar a las víctimas para empezar la extorsión, pero todo se derrumbó cuando Villarejo fue arrestado ante la acusación de liderar una organización criminal y se procedió a la incautación de todo su material.

De 8 años de cárcel a 12 meses y medio

En cuanto los agentes comenzaron a analizar la cantidad ingente de audios que guardaba el excomisario encontraron todas sus conversaciones y los hermanos Muñoz fueron detenidos el 31 de julio de 2018. Lo negaron todo y culparon a Villarejo de urdir el plan.

Las pruebas que hay contra los hermanos Muñoz llevaron a que la Fiscalía Anticorrupción pidiera ocho años de cárcel y ambos pactaron con el Ministerio Público. Ya han reconocido los hechos ante la Fiscalía y han pactado doce meses y medio de cárcel. Así se garantizan que no ingresarán en prisión pero tendrán que señalar a su antiguo amigo, Pepe Villarejo.

Ana Rosa Y Villarejo

Este trabajo es uno de los múltiples negocios oscuros que realizó Villarejo y por el que irá a juicio el próximo día 13 de octubre. Tanto los hermanos Muñoz como Villarejo se sentarán en el banquillo de los acusados por un presunto delito de extorsión, descubrimiento y revelación de secretos.

Ana Rosa se librará a pesar de haber sido quien organizó el encuentro. Ambos mantenían una estrecha amistad, de más de 40 años según los artículos exclusivos de Público y, a pesar de su gran repercusión mediática, ella jamás ha abordado informativamente en su programa. Es más llegó a decir que «quién asegura que no están editadas» las grabaciones de Villarejo.